FresAh, la nueva promesa del funk nacional: "Yo quiero que la gente me escuche, que baile"

fresah1 (1)

Desde Concepción, Cristóbal Vásquez se presenta como FresAh, un proyecto funk que juega con el pop y el hip-hop bajo la producción del mítico Cristián Moraga, más conocido como C-Funk y que ya está haciendo ruido con sus lanzamientos, entre ellos su más reciente sencillo “Alquimia”, un tema sensual, lento, pero a la vez bailable y que marca el inicio de una prometedora carrera para el penquista.

Es por lo mismo que quisimos conversar con FresAh acerca de “Alquimia”, sus inicios, lo que se viene, su relación con C-Funk, sus influencias y además una inesperada e impopular crítica a la que se le hace llamar “La Cuna del Rock Chileno”.

¿En qué consiste FresAh?
-FresAh se gestó por razones de la vida cuando estaba en Santiago, me fui a estudiar un rato pa’ lla’ y yo tenía un proyecto previo en Conce, y se lo llevé al Cristián -C-Funk- para saber si lo quería producir y no le gustó ningún tema así que después de ver mi cara de desmoralización o de tristeza me ofreció hacer un disco entre los dos y poco a poco se fue gestando un proyecto de 10 temas donde al principio era un disco y después se fue diluyendo en lanzar temas de a poquitito para que se fuera formando ya FresAh, se hiciera un pequeño nombre, estuviera en la escena y para que empezáramos a trabajar y que este proyecto saliera a la luz cuanto antes, porque estaban demasiado ricos los temas y daba pena hacerlos esperar tanto.

¿Por qué el nombre FresAh?
-FresAh tiene una connotación como la fruta, jugosa, fresca, dulce, sensual entonces lo asimilé como algo muy funky para mi la fresa es algo super funky y a todo el mundo le gusta la fresa y además es versátil, y ahí le di un carácter como coqueto con la h al final para que tuviera algo más picarón, más coqueto.

Así mismo como dices que la fresa es bastante versátil y eso mismo se refleja en la música que has sacado mezclando el funk con el pop que son estilos que al menos dentro de la música chilena si tomamos en cuenta sus exponentes y públicos son mundos muy opuestos ¿Cuál fue tu motivación para unir estos dos mundos y conectarlos?
-Fue un aprendizaje y se la atribuyo al Cristián, que buscaba darle un sonido nuevo, una sonoridad nueva, un carácter nuevo y colores nuevos sin tenerle miedo al pop, porque si uno empieza a analizar el funk está metido en caleta de estilos y sobretodo en el pop como Michael Jackson, Bruno Mars que son locos que hacen música super funky, la música negra es funky, tiene ese beat y emoción funky e inevitablemente va a ser popero si queremos darle un carácter más universal y eso se ve en “Alquimia”, el último single que es popero pero además es funky y tiene algo bien así sensual, el single anterior era bien fiestero y el lado b tiene un mensaje bien contingente entonces es versatilidad sin tenerle miedo al pop y hacer siempre lo que uno le gusta.

Igual últimamente la música con influencias funky con esa onda media disco y groovy ha tenido un renacer dentro del mainstream ¿A qué crees que se debe este renacer?
-La música es bien cíclica, las modas son cíclicas y todo se trata de quien quiere colocar la moda ahí en la palestra, el funky y la música bailable van de la mano, y es un recurso super bueno, que está siempre presente y esa música prende.

Cuéntanos de tu nuevo single “Alquimia”
-“Alquimia” se creó queriendo hacer un tema sensual y lento, se fueron realizando varias influencias ricas y temas ricos de los ochenta y los noventa y esa fue como la base con la que formamos “Alquimia” y la letra lo más sensual posible, que fuera respetuosa, porque no quería que se tirara para lo ofensivo, porque me gusta más la poesía, lo metafórico, que sea lindo de explicar y que la gente pueda identificarse con esa sensualidad.

El C-Funk está trabajando en la producción de tu disco ¿Qué tal es trabajar con alguien como él en tu debut?
-Pucha es un lujo, el Cristián es como una enciclopedia de la música y de la música negra, es un loco que sabe caleta de la influencia, de los años, de la evolución, un maestro de la producción, es intérprete musical de todos los instrumentos de los temas que estamos haciendo con él, menos los vientes, pero toca el bajo, la guitarra, los teclados, los sinte. Es tan perfeccionista trabajar con el Cristián que pasamos una tarde entera eligiendo el sonido de la caja o del bombo y después me mandaba el bound de lo que habíamos avanzado y me escribió un mensajito en que decía que le cambió el bong, entonces es una persona que está en la meticulosidad de la música y no deja nada al azar, entonces ese aprendizaje para ser el debut te pega una pata’ pa’ arriba y te hace exigirte y que tu quieras hacer las cosas de la forma más correcta, musicalmente hablando.

Cuéntanos de ese disco en el que estás trabajando…
-Hemos lanzados dos singles, uno con lado B. Todos los temas y letras estaban listos en 2017 entonces quisimos que el primer single fuera fiestero, o sea que la gente lo escuchara en las discotecas, en su casa pa’ bailar, los carretes de la mano del lado B que era más contingente, hablaba de lo que uno quería que pasara en ese momento y pasó que fue el estallido social, entonces siento que está ahí, super contingente y contemporáneo y luego sacamos “Alquimia” que es más lentito y lo próximo que viene yo creo que es lo más funky que he hecho, y creo que se viene un EP de 4 temas y ahí quedarían ahí tres temas a lo mejor para incluir en una recopilación y lanzar como un LP con esos tres temitas o como se vaya dando el mercado porque esa es la gracia de lanzar de apoco porque te da el espacio para elegir la estrategia.

Con eso que dijiste de “ir soltando temitas de apoco” eso igual ha sido algo que antes no pasaba pero con la llegada del streaming ha cambiado mucho ¿Te gusta este nuevo sistema del streaming?
-Yo siempre he sido súper romántico y yo quería el disco, el disco y me cerraba con la idea del disco y después de una conversación con Cristián y otras personas que están metidas en la industria, hay mucha ventaja en tirar las cosas de apoco, porque uno va tantandeano como va la cosa, como va tu pega, como la recibe la gente, si le gusta o no le gusta y si quieres seguir con la corriente de la gente puedes ir cambiando tus composiciones para que llegué de la forma más masiva posible, que interese eso, hay unos músicos que no les interesa y quieren hacer su pega y su arte, yo quiero que la gente me escuche, que baile, entonces me parece que la industria está bacán, bien orientada y hay que cosas de apoquito y además es una ventaja porque uno está como virtualmente vigente, porque sacas un single, pasan dos meses, tres meses y tiras otro.

La cuarentena ha pospuesto algunos proyectos que tenías…
-Más que posponer proyectos, cambió la forma de operar, de hacer las cosas, como que uno estaba acostumbrado como una maquinita a los horarios, días de semana y la cuarentena está cambiando todo, la forma de ver las cosas y hay que acostumbrarse y a mi me ha costado un poco acostumbrarme a la nueva forma de vida y a la vez es bacán, porque compartes más con la familia, pero los espacios se hacen un poquito más estrechos y distintos, y yo soy bien lento para mis procesos entonces hay que amoldarse a lo que tenemos, pero la música y los proyectos están ahí siempre, siempre avanzan de alguna u otra forma no necesariamente componiendo, sino que escuchando, viendo, leyendo y uno de alguna forma está más preparado para hacer música en el futuro.

Como dijiste al principio, eres oriundo de Concepción, tierra donde han nacido destacados músicos nacionales ¿Qué crees que hace a Conce ser una cuna de grandes músicos?
-Yo estuve peleado con Conce unos años porque en vez de decirle cuna del rock, yo le decía la tumba del rock, y yo digo esto y lo gente me mira con unos ojos así como de sorpresa, pero no es tan loco, porque los penquistas que son famosos son porque se van de Conce, no están en Conce y ningún artista se hizo famoso en Conce, se van a Santiago y se hacían famosos y bueno la escena fue cambiando y ya me reconcilié con Concepción, pero si encuentro que hay mucha variedad, la gente es super plural, en la idiosincracia chilena concepción tiene gente de todos lados del país, entonces lo hace una ciudad super rica socialmente como para hacer música, no tiene los espacios suficientes para la cantidad de creación que tiene, por eso le decía “la tumba del rock”, porque hay tanta creatividad y tanto movimiento que no da abasto el espacio y el público de Concepción también es un público duro, no es fácil llegar entonces no se da mucho, entonces los locales en vez de llevar bandas a los espacios, llevaban música envasada y ganaban más plata, pero lo que tiene Conce es que hayan tantas realidades distintas y se junten en un solo lugar, tiene espacios amplios para compartir y no tiene lo que tiene Santiago, que es todo en su espacio, en su tiempo, tranquilos, relajados, son más personas que máquinas.

¿Cuáles son tus mayores influencias?
-La más importante es Parliament, yo los escuché y quedé loco. Cuando era chico yo escuchaba hip-hop y un amigo me cambió un disco de Cypress Hill por La Medicina de Los Tetas que estaban influenciados por Parliament, George Clinton, Bootsy Collins y James Brown e hice un click y no pude salir de ahí. La música actual igual está buena, me gusta Bruno Mars y Mark Ronson.

Lo primero que harás al levantarse la cuarentena…
-Yo quiero tocar, apenas se levante esto voy a tocar lo más que pueda, quiero que FresAh se escuche en todos lados, que la gente vea como está el show en vivo, para mí eso es lo que mueve la música, porque conoces gente, todo como que vibra, sobretodo ahora que uno se da cuenta de lo valioso que era estar con la gente.

¿Habías alcanzado a tocar en vivo como FresAh?
-Si tocamos, un par de veces, es que FresAh se hizo al revés de como se hace una banda normal que es que se juntan unos locos hacen los temas y empiezan a tocar y si les va bien empieza la parte de estudio, esto fue al revés, yo llegué con un proyecto que no le gustó al Cristián, me ofreció hacerme unos temas y es como una banda de estudio, una boyband con un solo hueón, pero están los temas, yo después me conseguí los músicos, que son amigos que conocí en la epoca de Monos con Pluma, que era una banda que tenía y estuvo bueno, una vez teloneamos al Cristián en Conce y tambien en un festival funk ahí mismo.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO