Francisca Valenzuela: "Quiero que mis canciones tengan sentido, me reflejen y sean auténticas"

Fran-Valenzuela-900x600

Después del lanzamiento de Tajo Abierto, Francisca Valenzuela se tomó las cosas con calma. El éxito de su cuarta producción, el que ya acarreaba desde 2008 con “Afortunada“, la hicieron replantearse algunas cosas y comenzar a incursionar en otros ámbitos creativos.

Las teclas de su característico piano se silenciaron para dar paso a Ruidosa, una plataforma feminista que busca visibilizar el trabajo de las mujeres en la industria musical. Junto con eso, pasó la vida y en un abrir y cerrar de ojos ya eran seis años sin nueva música. Esa espera terminó en enero pasado cuando estrenó La Fortaleza, su quinto álbum.

Yo no me di cuenta ni me propuse que me demorara seis años, empezó a pasar no más. Primero tuve unos problemas personales que no me permitieron avanzar y cuando empecé a reconectar nació Ruidosa“, comenta a LaRata.cl desde su residencia en Los Ángeles. “También estuve explorando qué tipo de carrera musical quería tener. Viajé mucho, por México, España. Estuve aprendiendo a vivir una vida profesional de música”.

Ese proceso es lo que relata en este último disco, compuesto por 14 canciones donde “retrata un viaje personal profundo, entre la oscuridad y la luz”, del que destacan piezas como “Tómame”, “Héroe” y “Ya no se trata de ti“.

Pero lo que hoy tiene a Francisca del otro lado de la pantalla es su último sencillo, llamado igual que el álbum, “La Fortaleza”. Con un video colaborativo, estrenado hace una semana, la cantante se propuso lanzar un material atingente a los tiempos de cuarentena y coronavirus, “que fuera realmente una inyección de fortaleza en estos momentos” y que retratara la fuerza desde distintas perspectivas.

¿Cómo has estado en esta cuarentena?

– Estoy agradecida de estar con vida, con salud, comida, con internet, tener la posibilidad de quedarme en la casa. No tengo de qué quejarme. Algunos días con ánimo y productiva, conectada y con ganas de hacer cosas. Otros días no quiero nada. Fluyendo, en realidad, entregada a esta situación global.

¿Y en el ámbito creativo? Te he visto harto en Instagram haciendo lives, en TikTok, también en Ruidosa Radio…

– He estado muy activa en ese sentido y varios de los proyectos han sido buenos porque funcionan como lindas distracciones y han sido nutritivas por la posibilidad de conectar. Por ejemplo, Ruidosa Radio ha sido un espacio de encuentro y conversación con otras colegas, no solo de la contingencia, sino del proceso creativo en general y eso ha sido súper interesante.

Y en las redes sociales también, algunos días ando súper motivada y con ganas de conectar, echando de menos presentarme en vivo. Y otros días ando rechazando las redes sociales con todo, porque estamos muy saturados de información. Pero en general hay un balance y trato de tomarlo como venga no más.

Considerando todo esto de la pandemia del coronavirus, pero también abarcando el estallido social y LasTesis, ¿tendrán algún impacto en tu música futura?

– La perspectiva de género ha estado siempre en mi música, desde el comienzo de mi carrera y creo que también ha estado una perspectiva social. Yo me considero una artista que escribe desde la víscera, de la sinceridad, la experiencia y lo confesional, pero de seguro en esos relatos aparece esa convicción y esos cuestionamientos que tienen que ver con el mundo en que vivimos. Entonces el impacto que puede tener es el mismo que todo lo que he vivido a lo largo del tiempo. Son temáticas con las que resueno, que siempre están presentes y van tomando forma naturalmente en la medida que voy escribiendo, de distintas maneras, a veces como historias personales o donde un tercero lo relata. Entonces esas inquietudes están, van a ir apareciendo y ya están apareciendo en algunas composiciones, de seguro.

View this post on Instagram

💚 . . #lastesis @lastesis

A post shared by Francisca Valenzuela (@franciscamusic) on

Tu nuevo álbum, La Fortaleza, te tomó seis años de trabajo, harto tiempo considerando cómo se mueve esta industria musical. ¿Qué pasó en todo este tiempo? ¿Por qué demoró tanto?

– Pasaron varias cosas, pero yo creo que no me demoré seis años en hacer el disco en sí. Después de Tajo Abierto necesitaba tomarme un tiempo, cambiar las cosas. Vengo trabajando y haciendo música desde los 16 o 17 años. Yo no me di cuenta ni me propuse que me demorara seis años, empezó a pasar no más. Primero tuve unos problemas personales que no me permitieron avanzar y cuando empecé a reconectar nació Ruidosa. Me surgió la inquietud de crear otros espacios, tanto para mi búsqueda personal o profesional como para poder crear o participar en otros espacios culturales. Y también estuve explorando qué tipo de carrera quería tener. Viajé mucho, toqué en México, en España. Estuve aprendiendo a vivir una vida profesional de música. Porque cuando yo empecé a tocar en Chile, en 2006 o 2007, la estructura y la industria que existía era muy diferente.

Ahora en retrospectiva me hace sentido que me tomé ese tiempo y estoy contenta que no lo apuré, porque haber sacado algo entremedio, con lo que no habría sentido la conexión que siento con La Fortaleza, sería una lata. No estoy interesada en presentar algo que no creo firmemente o vender por el puro hecho de vender algo. Quiero que las canciones que haga tengan sentido, me reflejen y sean auténticas.

– De eso mismo te quería preguntar, ¿qué quisiste plasmar en este álbum?

– Este disco retrata un viaje, a grueso modo, entre la oscuridad y la luz. Sin duda hay canciones de diferentes estilos y temáticas, pero presenta a un personaje que se abre en la primera escena en “Nunca quise herirte”, que es una canción de disculpa, una confesión, y termina con ese mismo personaje sintiendo poder y posibilidad; sale el sol de alguna manera.

Obviamente hay canciones que tienen que ver con otras cosas, como “Tómame” y “Boca“, que son más nocturnas, de seducción. Pero es un viaje emocional, mental, muy real, muy humano, muy confesional, de inseguridades, celebración y descubrimiento de mí misma. Es una invitación a realizarse, a crecer, a conectarse con otras personas.

Hablemos ahora de tu último single, “La Fortaleza”, que retrata en cierta parte estos tiempos de incertidumbre, pero también de buscar ese equilibrio interior. ¿El haberla lanzado ahora fue a propósito o ya estaba planeado de antes?

– No estaba planeado, fue a propósito, totalmente. Solamente me hacía sentido lanzar algo ahora que tuviera conexión con la contingencia. Y fue muy loco, porque si bien “La Fortaleza” le dio nombre al disco, no la sentí como un single en ese momento. Es interesante que se dio la oportunidad de lanzarlo como tal para que fuera realmente una inyección de fortaleza en estos momentos. Es muy lindo e inesperado como esa canción tomó forma, porque cuando originalmente la escribí era una canción para mí misma, pero cuando salió el disco, mucha gente me decía “esta canción me representa”. Si bien yo siento que en mi discografía y en mis canciones surge y aparece el tema de tomarse el poder, vivirlo, encarnarlo, la idea de decir “yo puedo”, por muy cursi que suene, nunca había podido decírmelo a mí misma.

En el video se muestran distintas interpretaciones de lo que significa la fortaleza. ¿Cómo se gestó este video colaborativo?

– Yo no quería que el video sea solo yo en mi casa, porque esta canción no lo amerita. La actitud y el concepto del disco en general no es yo-sola, es juntes, entonces para reflejar eso decidí hacerlo colaborativo. Anoté los temas que siento que salen en la canción, hice un instructivo y lo publiqué en redes sociales. Me junté con Camila Grandi (@camigrandi) que es montajista y productora del video, e hicimos una escaleta. Cuando llegaron los videos, superaron con creces nuestras expectativas, porque cada uno era muy genuino, sincero, un pedacito de cada historia. Entonces lo montamos con el objetivo de retratar la mayor cantidad de fortalezas, con distintos puntos de vista, realidades y personas. Los que quedaron fuera son, en gran parte, donde se muestra la naturaleza. Los vamos a usar para crear unas piezas adicionales que son capítulos siguientes de La Fortaleza.

Este disco llega a coronar una carrera de 12 años en la música, llena de éxitos musicales. Pero ¿qué significa el éxito para ti?

Yo creo que al final del día, el éxito es conocerse a una misma y crear en libertad algo que te emociona y enorgullece y que está alineado con tu expectativa. El hecho de poder hacer una carrera musical a mi manera, me pone feliz y lo considero exitoso a pesar de los fracasos, porque lo he hecho siendo auténtica. Eso como artista y creadora es un gran mérito, porque vivir de las mentiras sería terrible.

Mirando hacia atrás, pienso que lo que pude crear hoy, La Fortaleza o esta conversación que estamos teniendo, yo no la pude haber tenido hace diez años, no estaba emocional o mentalmente en ese espacio. El crecimiento que he tenido como ser humano se va plasmando como fotos en mis discos. Independiente de los números o de si hay “éxitos musicales”, trato de pensar qué es lo que me genera tranquilidad y bienestar y me nutre para levantarme en la mañana. Ahí está la clave.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO