Fakuta y su nuevo single La Montaña: "Es justo para este período de votación del nuevo Chile"

fakutasingle

Pamela Sepúlveda Ariza debutó como Fakuta bajo el género pop en la escena musical chilena hace 9 años con “Al Vuelo”, un disco en el que asumió su gusto por el pop y con el que emprendió como solista. Este fue destacado como la revelación del año, no solo por críticos sino que también por la juventud del país en aquel entonces. Hoy en día, a la cantante, compositora y productora, aún le escriben esos jóvenes, y los actuales también.

Poco después de aquel debut logró hacerse lugar en la escena pop junto a artistas como Javiera Mena, PedroPiedra, Felicia Morales, Alex Andwanter y muchos más. Luego introdujo lo bailable en su segundo álbum, Tormenta Solar, con con canciones que captaron un equilibrio entre su experimentación y la creación conceptual.

Y en 2017 fue más lejos aún, tras su atrevimiento a producir nacieron Abrazándote y Perfecto Desastre. Pero su estreno más reciente es el que resulta más prometedor. Tras algunos años, “La Montaña” trae a la artista de regreso con el primer adelanto de lo que será su próximo disco. Registrada en su hogar, Fakuta evoca la situación actual del país como un atrevimiento a dejar que todo se derrumbe como una muestra de amor.

– Tu disco debut, “Al Vuelo”, cumplió nueve años en agosto…

Se siente brígido. Lo celebro todos los año igual, porque creo que fue un buen disco debut y se valoró harto cuando salió. Lo sigo posteando y me escribe gente muy joven que todavía ni es mayor de edad… Hay algo muy naive y mucha frescura. Creo que sonará así en unos años más, será atemporal.

– Pese a que haces música electrónica y pop, también tienes una forma de trabajar y tintes en tu música muy indie. ¿Qué piensas sobre las múltiples plataformas existentes hoy en día, y paralelamente los límites de la industria?

El snobismo no me gusta, creo que es mucho mejor la democracia, como solía ser con MySpace. Recuerdo que le hablé a un loco, un viejito que hizo los arreglos de los primeros discos de Fiona Apple y que era amigo de Brian Wilson, ¡Y él respondía muy amable! Se daban esas cosas… Y se echan de menos. Cada vez se vuelve más capitalista, hay que pagar y dar tus datos, se pierde la privacidad… es sucio. Es un avance, pero es sucio.

– Hablando de democracia, en septiembre fuiste parte del proyecto “Un estallido en el alma” de la revista digital independiente AYBEYBY, en el que se hizo un reportaje con fotografías tomadas por Gustavo Gatica, previo a las manifestaciones. Musicalizaste una de ellas ¿Cómo llegó a ti este proyecto? ¿Y cómo fue crear para este?

Me escribieron y fue súper bonito. Me fue imposible decir que no, a pesar de que yo ya tenía esto del single. Pensé en todo lo que se puede aportar a una persona que todo el rato está demostrando su valentía y su valor. Creo que es un símbolo para los que queremos que Chile cambie. La musicalización fue bastante simple y fue un ejercicio de empatía que me hizo recordar mis inicios de improvisación con Banco Mundial.

– Improvisar y experimentar ha sido gran parte de ti como artista, ¿Cómo ha sido tu proceso desde entonces?

Creo que siempre he trabajado parecido, lo que sí ha cambiado es la producción. Fue con Abrazándote que empecé a hacer más cosas en mi casa. Ahí fue cuando decidí lanzarme, independizarme. Pensé en los productores de las música que escucho y ellos lo hacen en su casa, con sus computadores y unos plugins.

– Hablando de “La Montaña”, la producción de esta canción estuvo totalmente a cargo de ti ¿Lo será tu próxima producción discográfica?

La idea es producirlas también, completamente, y que así sea un proceso más rápido de mezcla. Con La Montaña, dejé lista  la canción y la mandé a mezclar con DJ Raff, él vive en Londres. Se la envié por mail y nunca puse un pie en un estudio. Eso fue bacán igual. Mi home studio está bueno, he pensando en las inversiones para hacerlo bien. Quiero demostrar que las cosas pueden ser más sencillas y que no necesitamos tanta ansiedad por cosas bacanes y lujosas. La música puede ser sencilla y ser bacán igual.

– ¿Qué pusiste en consideración para esta canción? En cuanto a letras e inspiración.

Creo que un eje central es el feminismo. Siempre lo he sido y se refleja en el hablante de mis letras que nunca creyó en ese amor romántico de darlo todo por un hombre. Siento que soy una galana mujer… Siempre traté de buscar ese personaje que no existe mucho en la música, de cómo una mujer habla de un hombre.

– Pero en “La Montaña” se habla del amor en forma de una montaña con un abismo que, pese a causar miedo y vértigo, te hace querer saltar.

Todo hemos pasado por ahí, pienso en una historia de amor en la que se dices “aquí hay puro peligro pero me voy a lanzar igual”. Aunque la verdad, cada verso fue apareciendo por las cosas que estaban pasando en Chile. Escribí un verso que dice no vale la pena detener el ritmo de la montaña que se va a caer, porque estábamos viendo cómo se derrumbaba Chile, o la idea que teníamos de un país exitoso. Me causó esperanza, y me sentí extasiada al ver a las personas salir a la calle y pelear por lo que creían justo. A veces uno está tan cómodo que debe dejar que las cosas se derrumben. Esta canción es justo para este periodo en donde se viene la votación para el nuevo Chile, con una nueva Constitución.

– Hablando de lo nuevo, este sencillo es parte de tu próximo disco ¿Existe alguna fecha definida?

No, solo estoy haciendo, produciendo canciones. Espero trabajar harto para llegar al próximo año porque al trabajar sola hay harto que hacer.

– ¿Tendrá colaboraciones con otros artistas?

En Tormenta Solar trabajé con puros hombres y ahora me gustaría trabajar con mujeres. Soy una gran oyente de mujeres. Arca es la zorra. Escucho mucho a Bronko Yotte, es el único hombre que admiro. Es mi ídolo. Es lo que echaba de menos en la música chilena. Está lleno de soul, de alma.

– ¿Te echas de menos tú en la música chilena?

Me sorprende que me consideren porque mi último disco salió hace mucho tiempo. Es bacán igual porque cada vez que hago algo es con mucho corazón y alma. Sé que mi sonido es muy tierno, en el sentido de que es muy sensible y cálido. Así que sí, siento que hace falta mi música.

Hay gente que me pregunta “¿Te retiraste de la música?” y yo digo “¿Cómo me voy a retirar?”. No me puedo separar de mí misma. Siempre estoy haciendo música.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO