Entrevista a Paracaidistas: Canciones pop para nuevos espíritus punk

paracaidistas que pasa

La historia de Paracaidistas es así. Joaquín y Mariela eran del mismo colegio, el San Juan Evangelista. Pero no se pescaron hasta que en un carrete se conocieron, se jotearon, se bajaron latas de Dorada juntos y se robaron los copetes ajenos, naciendo una relación amorosa que se mantiene hasta hoy. Laura también iba en el colegio, y también terminaron conociéndola en un carrete haciéndola parte de su proyecto que sólo se mantenía en sus mentes.

Había un baterista entre medio, pero fue despedido luego de que otro los convenciera de que era mejor. Suena cruel, pero el mundo es así. Así llegó Álvaro Lazo (a quien le dicen el Chascas) y junto a Rafael Yañez se completó el circulo.  Y así fue como terminaron formando un proyecto hermanado con los carreteados CDs de El Otro Yo, Sonic Youth y los Pixies, que desde su debut en una terrible fiesta de San Juan en el Campus Oriente en el 2014 vienen haciendo ruido.

Esta es la historia de Paracaidistas, según Joaquín y Mari, con quienes conversamos en su pieza un lunes, cuando los estómagos ya pedían comida y donde fueron revelando parte de su personalidad y cómo han sido las cosas en su vida como banda hasta ahora.

-Ustedes tocaron en el Campus Oriente, y después de ahí ¿cómo se hicieron un espacio entre las bandas de Santiago?

Mari: Nosotros nos empezamos a organizar, porque no conocíamos a nadie. No conocíamos a muchas otras bandas, no estaba generado eso como ahora que es como ‘la escena’. El Joaquín cachaba un poco porque tenía otras bandas antes, entonces fuimos a preguntar a los bares, mostrando nuestras maquetas que teníamos en ese entonces, que están medias low fi pero igual apañaban, y ahí la primera importante fue en el Mala Vida e invitamos a los pocos que cachábamos, a los Columpio al Suelo y Blasfemme.
Joaquín: Pero también fue una mierda, la gente que fue era muy otra hueá. Eran como antipop. Igual estaba uno de Amarga Marga y caleta de gente que nos dijo “oh, fue bacán”, pero en general, no le gustamos mucho a la gente yo creo.

-¿La mano de grabar el EP salió de esas mismas tocatas?
J: No, de hecho fue mucho antes. Fue raro el sistema. Yo venía de tocar en dos bandas que fracasaron y yo dije “a la mierda, se acabó mi vida como músico”. Estuve como dos años en nada y le dije a la Mari que tenía unos temas, “hagamos unas maquetas y aspiremos a tocar en Bar 1”. Yo nunca pensé que la cosa iba a dar para más.
M: Y hagamos algo bien pop para que pegue.
J: Que el “vivo” sea punk pero que la música sea pop. Se lo mostramos a un amigo que tocaba en Carnet de Baile y nos dijo “Grabémoslo”.
M: Ahí nosotros no habíamos tocado todavía en vivo. Ni siquiera teníamos banda, empezamos a grabar el EP antes de cualquier cosa.
J: Y ahí fuimos a grabar las baterías. Este amigo tocaba en Prehistöricos, y conocimos al Tomás Preuss, que también se embaló y grabamos el EP con él. Todo demoró como un año y medio después o más, porque ellos son como muy relajados y de repente Prehistöricos se iba de gira…
M: Y nosotros tampoco teníamos tan claro todo, entonces fue muy lento el asunto.

Las canciones igual salieron rápido…
J: Por ejemplo, en el Soundcloud hay como 11 temas y esos estaban hechos antes de que conociéramos a la Laura.
M: Las maquetas las hicimos hace muchísimos tiempo, y después fue como armándose. Después comenzamos con lo del EP, empezamos a tocar en vivo y después cuando nos dimos cuenta que el asunto iba por otro lado, salió el EP (risas). Fue raro, porque la gente ya nos conocía en vivo y estaba escuchando algo que no nos representaba mucho, pero igual teníamos que sacarlo, habíamos trabajado caleta de tiempo en eso.
J: Y está bacán, es como otro grupo.
M: Era como había partido el proyecto finalmente, y nosotros obviamente fuimos cambiando en el camino. Tocando en vivo uno se da cuenta de muchas cosas.

Al igual que muchas de las bandas más nombradas del último tiempo, hubo un punto de ebullición: cuando fueron parte de la organización de la tocata “Invasión Reptiliana” en el extinto CFT (una sala de conciertos clausurada), donde debutó Velódromo, y también tocaron Dolorio y Los Tunantes, Niños del Cerro y Columpio al Suelo. “En esa tocata en el CFT ni uno nos conocíamos y ahora son puras bandas que ahora somos muy amigos”, comenta Mari sobre esa memorable fecha de abril del 2014.

De ahí las cosas han cambiado algo: viajaron hasta Talca y este fin de semana debutan en La Serena junto a otros colegas de ruta como Urban Monk, San McKenzie y Niños del Cerro. “Los lanzamientos de Las Olas y el nuestro creo que son como el fruto de todo lo que habíamos hecho con todas las bandas, todas esas tocatas que también lo pasamos bien, pero nos sacamos la chucha llevando equipos y miles de hueás. En esas tocatas se notó que fue más gente que la mierda, estaba todo el mundo como que se sabía los temas” comenta Joaquín sobre los highlights que los han hecho sentir que van por buen camino.

TRACK BY TRACK

Para entender un poco más a Paracaidistas, les preguntamos sobre el origen de las seis canciones editadas a la fecha: las 5 de su EP debut y el tema “Posmodernismo”, incluido en el compilado Pop de Guitarras”.

1. MC DONALDS

J: Esa canción viene del libro de Daniel Hidalgo, “Canciones punk para señoritas autodestructivas”. La letra era hacer algo como los Nikis, que cuentan una historia media estúpida, y cuando inventé esa canción justo estaba leyendo ese libro y la historia me pareció muy buena, que es de una pareja que rapta niños para cobrar recompensa y vivir de eso. Estilo muy Ramones
M: Como dato anecdótico, después hicimos la maqueta, se la mandó Joaquín al Daniel sin conocerlo, así como “tengo una banda, hice un tema de tu cuento…” y como que no nos pescó. Pero después cuando salió el EP ahí sí pescó más, y ahora somos terrible amigos.

2. JARDINERÍA DEL MAR

J: Hace poco un tipo posteó en YouTube “oye, plagiaron un tema de Beach House” y si po, fue un plagio (risas). Bueno, no sé si plagio, pero cuando inventé el tema pensé que quería hacer algo a lo Beach House, y efectivamente la frase con la que parte es muy parecida a un tema de ellos.
M: Pero además tiene cuestiones de los Beach Boys. Son como referencias, como un collage.
J: El coro es igual al segundo tema del Pet Sounds, “You Still Believe In Me”, es una cita. Y la letra es nada. Me imaginaba como en la playa tripeao, y pasándolo bien, muy calmado. Pasó que fui al estadio y los pacos culiaos me dejaron afuera por estar muy curao y vi todo el partido desde afuera. Y pensé “tengo que vengarme” y justo esa semana hice esa canción y fue como ya, matemos un paco. Muy estúpido la verdad. Pero creo que la gracia de la letra no es una letra lógica, pero al mismo tiempo sí se conectan todas las cosas.
M: Y se prestan para muchas cosas. Mucho después hicimos el videoclip y se daba para hacer una historia media ambigua.

3. RESPETO PÚBLICO

J: Queríamos un tema que fuera muy Pixies, pero en el EP no nos quedó así, quedó grabado muy bonito, faltaba ser más fea. Esa canción quizás va a salir en el disco.
M: Sí, no nos vamos a contener, vamos a repetir un par del EP porque quizás se pierden un poco de ahí. (…) Después la gente no va a estar escuchando el EP.
J: La letra implicaba un poco el tiempo cuando nos conocimos con la Mari y que carreteábamos mucho, y éramos conchesumadre. Íbamos a los carretes y nos robábamos el copete de las personas. En ese tiempo hacíamos locuras, locuras juveniles.

4. SI YO NO SÉ

J: Yo pololeaba con alguien antes de la Mari. Un día terminamos y yo estaba muy curao como pico y terminé despertando en el centro, y justo había marcha estudiantil encima de mí. Y estaba loco, nos agarramos con los pacos, terminé yéndome en cana.
M: Como que de un día para otro la vida se fue a la mierda
J: Estoy en la basura absoluta, y de ahí salió. Ese tema me lo imagino como detrás de las rejas. Le falta una armónica (risas).
M: Es media como Johnny Cash.

5. ABONANZAR

J: Es el tema que no nos gusta.
M: No es un mal tema…
J: Es el tema que más nota que somos otro grupo.
M: De hecho, ese tema lo hemos tocado como una vez en vivo.
J: De hecho, pal lanzamiento no lo tocamos. Igual ahora estamos viendo si hacemos otro proyecto con la Mari, como electrónico. Siempre pensamos cosas así, como hacer un disco medio folk como el de Santiago Motorizado. Si la hueá fuera electrónica, como que pensaríamos ese tema llevarlo para allá, porque a mí me gusta pero no es como Paracaidistas. Y el tema habla de una despedida.

6. POSMODERNISMO

J: No habla tan del arte, más de cómo la gente se toma el arte de una manera tan estúpida. Como que todo el mundo tiene Facebook vendiendo una imagen de sí misma todo el rato, así como “Joy Division mi banda favorita, miren mi polera nueva de Joy Division”, cuando el mensaje de Joy Division es algo super depresivo y profundo. Me imagino a Ian Curtis viendo fotos de pendejas con “miren mi nuevo cuaderno de Joy Division”, muy absurdo.
M: También yo lo siento un poco como de arte posmoderno, como que ya es un poco ‘¿cuál es el sentido?”. Pones una mancha y ya es arte, lo que puede ser bacán pero se presta para muchas cosas, para que se putee.
J: Habla de lo posmoderno, como que ya finalmente todo ese tipo de arte ahora, como que en realidad nada tiene un gran sentido. Si esta botella es arte, entonces a quién mierda le va a importar “Guernica”, porque está en el mismo nivel. Y eso hace que la gente de ahora esté vendiendo una imagen de “oh, soy un artista y me gusta Nicanor Parra”, pero como que ahora todo vale pico.

-En el proceso de mostrar su música y conocer otros colegas ¿Se han topado con gente así como lo que critican en “Posmodernismo”?

M: A mí lo que más me choca en verdad es como cuando tienen ese rollo medio como rockstar, como que se lo toman muy en serio la pará y estar en el escenario estar alejados, y a nosotros no nos tomamos muy en serio el rol del artista, de músico. Onda filo, estamos ahí y somos iguales que el resto. Es lo que más me molesta.
J: El otro día hablábamos que hay muchas bandas que les preocupa más como la foto que publican en Facebook que sus propias canciones. Que actúan como si fueran una empresa
M: Eso de “búscanos en esto”, “comparte esto”
J: Encuentro que a muchas bandas les falta como sinceridad no más. Decir “soy un hueón igual a todo el mundo” en vez de un super artista que llora un domingo en la tarde cuando el sol se esconde.

-¿Cómo vendría el nuevo disco? ¿Un cambio grande?
J: Ahora viene otra cosa. Igual van algunos temas como noise pop o noise punk, como “Posmodernismo” o “Respeto público” (que yo creo que igual las vamos a meter pero vamos a grabarlas de nuevo), pero hemos inventado muchos temas que no sabemos si los vamos a tocar hasta que saquemos el disco, pero que son más… no son shoegaze, pero es como shoegaze pop, algo así como The Pains Of Being Pure of Heart, que es uno de mis grupos favoritos, o hacer algo cercano así, pero un sonido mucho más preparado. No es como algo punk que llegas y grabas la guitarra, ahora queremos que el sonido tenga presencia. Planear todo con reverb.
M: Más que en cuánto a la música, en el proceso de producción va a ser como una mezcla del EP y de “Posmodernismo” que la grabamos en un día, mezclar en un par de semanas, fue una cosa súper rápida.

-¿Les gustó la experiencia de grabar con Cristian Heyne?
M: Fue bacán, y sirvió caleta para prepararnos.
J: En los momentos de mezclar con Heyne nos explicaba muchas cosas que nosotros no teníamos ni idea. Nosotros cachamos muy poco de mezclar. Hablamos de grabar baterías, por ejemplo, la que queremos ahora que suenen algunas como Joy Division, y otras más como las de El Mató a un Policía Motorizado, y las de nuestro EP suenan como las de Dënver. Y nos explicó más o menos qué mecanismos usar para eso, nos explicó cómo se han grabado grandes discos, por ejemplo el “Caída Libre” de Los Ex, que es como uno de los que más nos gustan. Nos explicó cómo se grabó, con qué productor.
M: Quizás nos abrió un poco la mente porque cuando partimos y grabamos el EP, como no cachábamos nada. Con Heyne no, si queríamos usar una batería cualquiera, está todo el mundo  de posibilidades. Es obvio, pero nosotros no cachábamos. Nos abrió un poco a buscar realmente lo que queríamos, fuera de la época que fuera.

*Fotografía portada tomada por Rodrigo Ferrari, publicada en Revista Qué Pasa. 

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO