Daniela Spalla: "Ser de provincia significa renunciar a tu lugar"

daniela spalla portada

Desde México, nos atendió la argentina Daniela Spalla, una de las voces más conocidas del pop latino alternativo del momento. La pandemia que se vive actualmente alrededor del mundo no ha sido un impedimento para que la cordobesa lanzará su último disco “Mucho Teatro” (2020), un trabajo que continúa lo realizado por el exitoso “Camas Separadas” (2018), con esta propuesta que puede pasar de la balada al baile, con toques vintage y un omnipresente anhelo amoroso en cada palabra.

Ahora, emprende una nueva etapa en colaboración con el ambivalente productor chileno Pablo Stipicic, prueba de esto fue el lanzamiento del sencillo “Veneno”, el cual forma parte del álbum tributo de la banda mexicana Zoé titulado “Reversiones”. Este single que además de llamar la atención por reimaginar uno de los éxitos de la agrupación liderada por León Larregui, muestra rasgos de esta próxima era artística, la cual se acerca a la electrónica.

Spalla que emigró a Norteamérica en 2013, relató cómo han sido este último tiempo en el campo creativo, reveló algunos de sus secretos tras su obra al momento de componer y de escribir sus letras, compartió algunos recuerdos de sus vacaciones en Chile durante su infancia, aprovechó de recomendar un poco de música y lectura a las y los lectores de La Rata, además detalló que está en la búsqueda de un nuevo sonido.

-¿Cómo ha sido el proceso creativo en esta pandemia?

Ha sido más bien, cómo de búsqueda, de replanteo, un proceso de estar buscando, de darme cuenta de cosas que me representan, una especie de transición.

-También sacaste un disco en este periodo pandémico “Mucho Teatro” (2020), ¿Cuál es el análisis que deja tras casi un año de su lanzamiento?

El disco estaba listo, ya veníamos sacando muchos sencillos, planteamos en sacarlos más tarde, pero no tenía mucho sentido porque nos sabíamos cuando tendríamos que sacar el disco, al final lo publicamos en mayo de 2020 y tuvo una vida diferente a otros discos, fue un trabajo muy desde la casa, primero se disfrutaban las entrevistas desde el hogar, pero después se extrañaba el contacto. Incluso, el pasado jueves 8 de abril recién toqué por primera vez las canciones con la banda.

-Ahora, hace muy poquito sacaste una reversión del tema “Veneno” de Zoé, ¿Cómo nace esta creación?

Un poco yo lo busqué, empecé a ver que sacaban cosas, y me dije porque no estoy ahí, a finales del año pasado me confirmaron que se abrió una oportunidad para hacer una de las reversiones. A mí esta canción me entusiasma mucho, porque creo que es una demostración de este proceso de búsqueda de un nuevo sonido, de un nuevo camino. Es un trabajo que estoy haciendo con un productor chileno, Pablo Stipicic. Desde el año pasado estamos tirando ideas, yo se las mando y él las produce, son como demos. Y la producción de “Veneno” fue ese primer ejercicio formal de producción y noté esa luz detrás del túnel.

-¿Cómo es trabajar con Pablo Stipicic?, un productor que pasa desde el rock hasta el trap…

Es muy simple y fluida, nunca nos enroscamos demasiado, tal vez sea la distancia, porque uno busca solucionar las cosas de manera práctica, tal vez en el estudio pasa que uno se enrosca más.

Hablando de Zoé, para ti, ¿Cuál es su importancia en la música latina?

Para mi Zoé es una referencia muy importante, ya que es un ejemplo de como hacer música alternativa sin necesidad de ser transformada a un lugar más mainstream, sin la necesidad de vender el alma por otro tipo de intereses que no tienen que ver con la música, por eso son un referente de cómo con eso se puede ser exitoso, de cómo conectarse con la gente. También me gustan muchos sus canciones y admiro a León Larregui como compositor.

-Entonces, este será el nuevo sonido que tendrán en esta nueva etapa…

Yo creo que sí, ya terminamos esta canción (Veneno), ahora trabajaremos estos demos en esta nueva producción, yo creo que con los discos pasados hice un ejercicio similar.

-Hablando de tu propuesta lírica, siempre me ha llamado la atención estas letras que hablan de la melancolía, te hacen sufrir de amor sin estar enamorado, de desearlo, ¿Lo piensas así?

Sí, sí, hay mucho anhelo, son letras que cuando las escribo, sé que no van a pasar, pero el simple de hecho de soñar con una realización me inspira mucho y ese es el sentimiento de las mayorías de las canciones.

-¿Estas letras son vivencias personales?

Casi siempre es de mi experiencia, es algo que estoy tratando de expandir, pues si es siempre de mi experiencia se agota.

-En tanto, en lo musical, si repasamos tu trayectoria empezaste con el jazz, ahora en estos últimos trabajos te desenvuelves desde lo bailable hasta la balada, sumado a una esencia retro, ¿Cuáles son tus influencias?

En este último tiempo son Juan Gabriel, Sandro, José José, Roció Dúrcal, esa música es la que me llevó a crear estas canciones, también en las letras, pues tienen mucho de este universo.

-Por otro lado, vienes de Córdoba, ¿Cómo es ser de la provincia y hacer música?

En Argentina se suele detectar ciertas características según la geografía, también las escenas musicales se influencian de esto, en Córdoba como en Rosario o Mendoza, pero además de eso, ser de provincia significa renunciar a tu lugar, ya que esta ese sueño de llegar a la capital. Desde muy chica me gusta la música y sabía que tendría que pasar eso, así que pasé de Córdoba a Buenos Aires, y de Buenos Aires a Ciudad de México.

-¿De qué manera analizas este recorrido en México?

Yo creo que, en México, lo que más agradezco es darme cuenta de lo que tengo para ofrecer, a darme cuenta de las pantallas que ponía en la música para que sonará más oscura y elaborada, me alejaba de la gente y de mí, por eso entendí que podía sentir y escribir letras más cursis, más propias, ahí se abrió un panorama más grande.

-¿Tienes recuerdos con Chile?

Pasé muchas vacaciones con mi familia, en Tongoy y Guanaqueros especialmente, me acuerdo de esas empanadas de camarón, me acuerdo de esos viajes en auto con la música María Martha Serra Lima o Sabina. Mientras yo estaba en el asiento de atrás, me armaba mis viajes en mi cabeza, imaginándome que estaba arriba del escenario y muchos de esos viajes imaginarios pasaban en Chile. En 2019, pude hacer un show en Chile y logré conocer Santiago, me sorprendió mucho la respuesta de la gente.

-¿Qué le recomiendas a las y los lectores de La Rata?

Voy a recomendar música de Córdoba, de un artista que estimo mucho como es Juan Ingaramo, y también un libro de Camila Sosa llamado “Las Malas”, otra recomendación cordobesa.

-¿Qué se viene en tu carrera?

Se vienen colaboración con amigos y unos proyectos para el segundo semestre. También sacaré un tema con el dominicano Alex Ferreira.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO