Chicarica inaugura nueva etapa y estrena sello: "Tratamos de estar contentos con lo que hacemos"

chica-rica
Fotografía: Felipe Prado

La destacable llegada al sello Quemasucabeza y la apertura hacia una nueva etapa con el single “Ay tentación”. La banda sorpresa de la escena actual Chicarica ha dado de qué hablar últimamente, con reconocidos y novedosos motivos.

Ya que dadas las circunstancias de sus cambios -entre ellos suprimir la formación tradicional de banda que antes tenían, con bajo, guitarra y batería- el conjunto ha ido mutando en lo que respecta su propia puesta en escena e instrumentalización. Sus EP no son cosa del pasado, pero sí son los primeros escalones a lo que son y serán desde ahora. Así contaron tres de los cuatro integrantes: Lorena Pulgar, Felipe Zenteno y Santiago Farah a LaRata.cl.

Quemasucabeza y sesiones en vivo

Familiarizados con el sello anteriormente -no solo por el reconocimiento sino que por recuerdos de infancia- fue uno de los motivos sobre el por qué el trabajo ha sido tan gratificante para los integrantes del proyecto: “Conozco el sello Quemasucabeza porque de ahí proviene el primer disco de música chilena que compré cuando cabro chico: el Hungría de Gepe. Fue el primer sello que conocí en mi vida así que es bacán ser parte de ello”, contó Felipe Zenteno.

¿Qué tal las sensaciones dentro de esta nueva etapa?

Lorena (L): Hasta el momento todo súper bien. Llevamos poquito trabajando con ellos pero ha sido un proceso igual de importante para todos nosotros. Partió todo con con conversaciones; les contamos sobre el tema que teníamos cocinado y revisamos si podíamos sacarlo con ellos. Una vez gestionado todo y decidir, comenzamos a trabajar desde su parte y la nuestra.

La banda además siente que ha sido muy satisfactorio recibir el constante apoyo, en el día a día, por parte de quienes los siguen. El feedback se acoge de la mejor forma y aprecian el hecho de que la gente cante sus canciones en vivo, “para no tener tanto material arriba creo que hemos tenido súper buena crítica”, afirma la vocalista.

Las sesiones en vivo también ha sido un aspecto a destacar. La puesta en escena, inconvencional, la mezcla de estilos dentro de sus composiciones y la química causa de la amistad de años de los integrantes -todos son Licenciados en música y recorrieron juntos el camino en ello- logran una atmósfera cómoda y peculiar en cada una de sus presentaciones.

¿Cuales creen que son los elementos que poseen para jugar y mezclar distintos tipos de música?

Santiago (S): Hay una cosa de técnica. A veces creo que eso también trae sus contras pero sí podemos hablar respecto a armonías, ritmos y cosas que estamos mejorando y manejando. Exploramos desde un lugar menos intuitivo.

L: Tenemos un lenguaje con el que nos entendemos muy fácil.

¿Y qué buscan al momento de desenvolverse en el escenario para las sesiones?

L: Solemos trabajar con artistas visuales para el juego de luces. Eso es lo que nos gusta a nosotros y explotamos bastante, harto trabajo de iluminación. Lo hemos ido explorando y así es como hemos ido desarrollando una particular puesta en escena. Y debemos seguir trabajándola nomás. Además estamos preocupándonos harto del setlist y de la continuidad del show; para que sea un show completo y no solo una suma de canciones.

“Ay tentación”

“Es una canción de estructura peculiar, que avanza y se toma su tiempo para crecer hasta llegar al clímax”, explicaron al momento de referirse sobre su nuevo single debido a la estructura peculiar que posee. La ausencia de coro y no contar con lo tradicional -secciones repetitivas de verso/coro- es una de las características que definen la composición. Y también señalan que el resto de sus creaciones, las cuales ya están trabajando en el estudio, seguirán bajo la misma línea.

Dijeron que “Ay tentación”, invitaba a conocer la experiencia con mayor confianza. ¿Se refieren a eso por el cambio de esquema?

L: Sí, como un cambio de esquema a nuestro formato. Porque la gente está acostumbrada a escucharnos por internet; por ejemplo el EP “Dale Mami” se ha grabado en formato banda. Y esto es un acercamiento a lo que pueden presenciar y sentir en vivo con nosotros desde ahora. Este EP va a ser de máquina, influye en la comodidad también, nos sentimos mucho más cómodos así que en del modo anterior que teníamos.

S: Creo también que la confianza tiene que ver con que ya estamos un poco más viejos entonces hay una mayor confianza en el lenguaje. Creo yo.

Es muy atmosférica la canción, ¿el resto del álbum va a seguir el mismo estilo?

Felipe (F): En general sentimos que nuestra música, incluyendo las primeras canciones, es bien atmosférica. Solo que no son algo electrónico. Siento que ahora es el mismo lenguaje pero con otros instrumentos, obvio que ha ido mutando por una cuestión de gustos pero lo atmosférico claro que va a estar.

L: Porque es parte de nosotros.

Además hay distintos beats en comparación a canciones como “Té” o “Papaya”

S: Claro, es que todo cambió. Lo que ahora está en Spotify es una versión antigua de Chicarica.

F: Además que nuestros intereses han cambiado también. Tres años atrás si nos hacía sentido hacer lo que hacíamos antes, pero con el paso del tiempo los gustos van cambiando y nosotros nos permitimos hacer eso. Sentirnos cómodos por sobre todo. Si cambiamos el formato porque algo nos deja de hacer sentido lo haremos, tratamos de estar contentos con lo que hacemos. Es como en las sesiones de Youtube, nos estamos armando y acercándonos a la exposición de los temas. Antes era más instrumentos.

L: Andamos muy de máquina ahora, guitarra es lo que se mantiene.

¿Y de dónde salieron las matices de esta composición? Son distintas a las anteriores.

F: Siento que si hay algo marcante en “Ay tentación”, es que justamente no salió de forma de una canción normal. Es pegajosa y aún así es un single que va de menos y creciendo.. baja. Es un viaje.

S: Creo también que es súper interesante porque es muy sintética. Más allá de que tiene dos partes, no son muchos los elementos que posee. La letra también es bastante del tipo imaginario. Nuestras canciones salen mucho de improvisaciones que se originan en los ensayos, ahí surgen ideas y después Lorena las toma y regresa con la parte melódica y letras.

¿Las letras son un reflejo de ti misma o la creación de un mundo paralelo?

L: Nacen a partir de la música. La guía es la melodía y cómo hace sentir, con la música intento ir creando alguna fantasía o recordar alguna buena historia. No es autobiográfica pero aún así tiene elementos súper personales que los traduzco en intenciones.

Son más introspectivas entonces

L: Sí. Van cambiando según lo que me dice la música, voy pensando, se me vienen imágenes a la cabeza y eso lo traduzco. Puede ser de mí, puede ser de otra persona o puede ser inventado.

Todas las fotografías por Felipe Prado.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO