Álvaro Henríquez: “Si el Fome representa el estado actual del país creo que la realidad supera a la ficción”

alvaro henriquez los tres

No cabe dudas que Los Tres fueron amos y señores de la década de los 90 en Chile. Tras volver del apagón cultural, los ritmos de una generación llegaron desde Concepción. Álvaro Henríquez fue el líder del proyecto que hoy llega a Temuco para celebrar la que quizás es su obra cumbre: el disco Fome.

Lanzado en 1997 con la imagen de dos niños revisando junto a su padre la enciclopedia Salvat, Henríquez junto a su equipo ilustre -Titae Lindl , Ángel Parra y Francisco Molina- lograron sacar adelante un álbum que en palabras de su compositor en la biografía “La última canción” (Grijalbo y Aguilar, 2002) es “una alegoría a la depresión”.

Bajo la dirección de Joe Blaney-mítico productor de Charly García, Prince o The Clash-, la banda penquista sacó 15 temas que aún resuenan con un “rock austero y certero” en la memoria de los melómanos, con temas ilustres como “La torre de Babel” y el cigarro Gabriel, “Jarabe para la tos” o “Me arrende”; clásicos con marca registrada en el elepé considerado una de las obras más importantes de la música chilena.

Hoy, Álvaro y Titae, los amigos de infancia que siguen inseparables, rinden homenaje al Fome con un tour que comenzó con fecha doble en Santiago y que previo al desembarco a nivel país de agosto en adelante se presentan de manera exclusiva en el Teatro Municipal de Temuco, con entradas agotadas desde hace más de 10 días. 

Con Cuti Aste como viejo compañero de andanzas además de Boris Ramírez y Sebastián Cabib, Los Tres vuelven a los escenarios con su vocalista renacido tal cual Lázaro después de su trasplante de hígado, cumpliendo con el homenaje en el año 22, sin importar que el número no sea cerrado.

Consultado por LaRata, Álvaro Henríquez respondió un cuestionario enviado vía mail a petición suya en el que repasa de forma breve pero precisa los pormenores del show que muestra íntegramente una pieza con “climas de fábulas”, y que demuestra que tras su cercanía con la muerte a sus 49 años todavía tiene mucho que mostrar.

– El disco Fome fue descrito por tí como “una alegoría a la depresión” cuando se estrenó hace 22 años. ¿Cómo crees que ha madurado el álbum? ¿Las canciones representan el estado mental actual que se vive en nuestro país?

-El álbum ha madurado bien, pasa por varios estados de ánimo que se reflejan en las composiciones e instrumentación.En cuanto a si representan el estado actual del país creo que la realidad supera a la ficción… 

– ¿Cuáles son las diferencias entre el público que recibió el disco en 1997 frente al que hoy lo escucha en 2019?

-El disco ha traspasado varias generaciones, los noventas fueron muy tumultuosos debido a las nuevas libertades de la época. Era una generación ávida de contenidos y había mucha movida artística y musical, las nuevas generaciones lo escuchan más procesado que las de aquella época.

– El show con el que vienen a Temuco ya fue probado con fecha doble en el Teatro Coliseo, ¿cómo fue la retroalimentación tras el concierto? ¿Sonó como ustedes esperaban?

-Fueron bonitas fechas, mucha energía en el público, cantaban todos los temas… La música está intacta… Nuestro sonido superó nuestras propias expectativas… 

– Los Tres no pertenecen a una generación, transitando su música a diversas edades, ¿Cómo analizan que sus canciones sean transversales al tiempo?

-Creo que pertenecemos a una generación, la diferencia es que con este disco las generaciones nuevas lo hicieron parte de su repertorio musical… Es un disco clásico en ese sentido.

-En relación al Fome, ¿con qué sensación esperan que los espectadores se vayan a sus casas?

-Felices, inspirados, inquietos y más. 

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO