Aguaturbia a 50 años del debut: "Hay que seguir, siempre con más ganas y sin abandonar los sueños"

denisse_y_carlos_corales

Fueron pioneros de la psicodelia nacional y dueños de un sonido único, que los llevó a alcanzar una categoría de “culto” entre los admiradores del blues y rock psicodélico no solo en Chile, sino también en Estados Unidos y en Europa.

Aguaturbia hizo su debut en 1970, con dos álbumes que causaron revuelo por sus controvertidas carátulas y el talento indiscutible de sus integrantes. Con las complicaciones del contexto político del momento y lo vanguardista de su estilo, decidieron emprender rumbo a Estados Unidos, donde permanecieron tres años.

De vuelta en Chile, un ciclo ya se había cerrado y se despidieron en 1974. Fue en el año 2017 que la banda -liderada por el icónico matrimonio de Denise y Carlos Corales- puso fin a 47 años de silencio discográfico, con su nuevo disco FeAmor y Libertad(M&E Discos) , que cuenta con su propia edición en formato vinilo.

Ahora, los fundadores de la banda e integrantes hasta hoy, Denise y Carlos Corales, cumplen 50 años de aquellos álbumes que marcaron el inicio de su historia musical y que celebrarán en el teatro que los vio nacer, más vigentes que nunca.

Acompañados eternamente y proyectando un complemento perfecto, los Corales se sinceran sobre lo simbólico de esta fecha.

Denise (D): “Se cumplen 50 años de los vinilos más transgresores que ha tenido Chile, me atrevo a decir. Es maravilloso”

“Me acuerdo de una de las entrevistas que me hicieron en esa época. Me dijeron: “Y usted mijita, ¿se ve haciendo esto durante 50 años, estar cantando así y haciendo toda esta performance? Y yo le contesté: si po’ (se ríe). Entonces, ahora que ya han pasado esos 50 años me lo recuerdo y me da un gusto salvaje. Me encanta darme cuenta de que seguí mi vida, mi pasión y afrontando todo”

Aguaturbia permaneció y sorprendió con su último disco que, a diferencia de los dos anteriores, tenía las letras de sus canciones en español. Esto fue muy bien recibido y trajo consigo un sentido de pertenencia más grande para los artistas.

– ¿Hay un significado especial detrás de sus letras en español?

Denise (D): “Yo quería asumir el desafío de tener nuestro mismo concepto, pero en español. Y la verdad fue muy difícil, porque el idioma nuestro no se presta para hacer ese estilo de música. Tuvimos que trabajarlo bastante”

Carlos (C): “Además, quisimos hacer ese álbum en español porque queríamos tener una conexión más directa con lo que está pasando. También pudimos involucrar a jóvenes en la producción. 

La idea fue involucrar gente y que se interesara alguien en sacarlo, porque los vinilos son muy caros. Para nosotros lo que importa es sacarlo en ese formato, porque necesariamente su producción implica que lleve la expresión musical del grupo.

Además, empezó a surgir mucho melómano coleccionista. Mucha gente joven ya tiene tocadiscos y pienso que es un formato que va a perdurar en el tiempo. Lo lindo también es que el vinilo lleva más arte en las portadas porque son grandes”.

Carlos y Denise nos presentan el vinilo de su último álbum

Un estilo desafiante

Cuando volvieron a Chile, los Corales se encontraron con un país bloqueado artísticamente. Hoy -en pleno 2020- la pareja opina que se vive un gran cambio en la industria, donde la música pasó de ser arte a un artículo comercial vendible; escenario especialmente difícil para el rock.

D: “Yo creo que en general el rock nunca ha sido un estilo del showbusiness. Es más, siempre ha sido más bien underground. Digamos que cuesta mucho “vivir de eso”.

En mi caso, he tenido que adaptarme y hacer otras cosas, pero yo lo único que quiero hacer en mi vida es cantar. Entonces, he pasado por distintos momentos. Hay que entender que el rock es un estilo desafiante”.

C: “El rock también implica mucho trabajo. Por ejemplo, en el caso del pop se pueden usar recursos como los “adornos” de bailes y música grabada. En cambio, en el rock no se puede hacer eso, porque deja de ser una experiencia que implique blues e improvisación”.

Celebración y pandemia

Para los músicos, que los 50 años de sus álbumes se hayan cruzado con la pandemia les resulta, en palabras de Denise, “muy raro”. Sin embargo, ambos están convencidos de que este proceso “es mucho más profundo de lo que podemos imaginar” y que “en un par de años más, vamos a poder analizar todo y seguramente va a haber mucha poesía en el medio”.

Para ellos, tenía que venir una revolución espiritual y un despertar social que remeciera a todos, así como lo vivido en la década de los 60’s, con el movimiento hippie.

– La pandemia entonces va a generar cambios…

C: “Yo creo que la humanidad necesita estos remezones para que se de cuenta de lo que significa vivir y estar en estos tiempos. Los postulados de años atrás ya no son los mismos, porque no calzan ahora”.

D: “Sí, por eso hay que vivir. No es lo que esperábamos, pero hay que seguir. Yo creo que en este show de celebración voy a estar un poquito más moderada, pero voy a ir con fe, amor y libertad (se ríe)”.

En los últimos años, la experimentación musical ha sido uno de los conocimientos que ha adquirido el matrimonio rockero. Ahora, en su show del 6 de noviembre, se presentarán junto a la cellista Ángela Acuña para tener una conversación musical diferente.

– Mezclar rock psicodélico con el sonido de un cello, ¿cómo se les ocurrió?

“Tiene que ver con tocar con otros músicos, con otro color”, nos explica Carlos. “Cerca de los 70’s The Beach Boys sacó un tema que se llamaba «Good vibrations», al que le colocaron cellos y salió fantástico”.

Sobre la presentación, aseguran que toma un significado muy emotivo para ellos que sea en el teatro que “nos dio un lugar para la música rock, cuando no existían espacios”. 

– Denise, ¿extrañas esa época?

“A mí me encantaba el espectáculo que montábamos en los ’70, pero más me gusta vivir ahora, este 2020, con todo lo que puedo hacer y la experticia que gané con los años. Estoy agradecida de la vida que llevo y aprendí que hay que seguir, siempre con más ganas y sin abandonar los sueños”

C y D: “Los dejamos invitados a todos este 6 de noviembre, vamos a ir con una invitada de lujo, Ángela Acuña, tremenda chelista chilena. Tendremos un concierto electroacústico y vamos a tocar todo lo que podamos, incluido lo que nos han pedido. Les prometemos el mejor sonido y todo el ánimo que tenemos. Y obvio, vamos a ir con toda la pasión, como siempre. Queda Aguaturbia para rato”.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO