A 40 años del debut en solitario: Stevie Nicks reveló curiosa conexión con Chile

Bella-Donna

Corría 1981 cuando la cantautora estadounidense Stevie Nicks remeció a la industria al lanzar su debut en solitario luego de formar parte de una de las bandas más míticas y exitosas de ese tiempo como lo era Fleetwood Mac.

Muchos señalaron a Stevie como la responsable del quiebre de la banda, que además coincidió con el fracaso del disco “Tusk” que fue considerado un fracaso al vender 4 millones de copias vendidas versus su predecesor “Rumours” que es uno de los álbumes más vendidos de la historia.

En medio de rumores y comentarios en su contra Nicks gestó “Bella Donna”, un disco que la misma cantante declaró que no quería que sonara como nada de Fleetwood Mac y finalmente el objetivo se cumplió.

“Bella Donna” era un disco que seguía la efervescencia folk de Fleetwood Mac pero con condimentos bastante marcados como guitarras y baterías propias del rock ochentero, además de dramáticos violines que se asomaban junto a unos tímidos sintetizadores que salían de vez en cuando a habitar en el mundo sonoro que introducía Stevie Nicks a sus oyentes en su faceta en solitario.

“Leather and Lace”, “Edge of Seveteen” y “After The Glitter Fades” fueron parte de los exitos que se desprendieron del aclamado debut de Stevie Nicks que hasta la fecha ha vendido más de 7 millones de copias vendidas en todo el mundo.

¿Quién pensaría que un disco tan aclamado y que ha influenciado a cientos de artistas tiene una conexión muy fuerte y por la mayoría desconocida con Chile?

Volvamos a los setentas

Tras la monstruosa cifra de 40 millones de copias vendidas con “Rumours”, Fleetwood Mac se encerró a trabajar en su sucesor y por lo mismo las expectativas estaban altas en todo ámbito y la banda integrada por Nicks y Buckingham.

Fue ahí que la banda empezó a trabajar en lo que sería “Tusk”, el disco más ambicioso y experimental de Fleetwood Mac, quienes no querían repetir la fórmula del “Rumours” y así fue como pusieron en sus filas a Hernán Rojas, un ingeniero en sonido chileno radicado por esos años en Los Ángeles y que actualmente es parte de la radio Sonar FM.

Rojas no solo tuvo la tarea de producir y ayudar con ideas a la banda sino que también fue una especie de mediador en medio de las fuertes diferencias que existieron durante el proceso de creación de “Tusk”, sumado a la adicción a las drogas que estaba pasando Nicks y las intensas y largas horas en el estudio que llevaron a que el chileno haya armado una cama con materiales sacados del mismo estudio para instalarla y descansar en algunos momentos.

Todos esos meses de grabación se tradujeron en algo que fue más allá de lo laboral, esto debido a que Hernán Rojas comenzó una intensa relación con Stevie Nicks, la que serviría como musa para la norteamericana para una de las canciones de su debut y nada más, ni nada menos que la misma que le da el nombre al disco.

La suegra

Con el fin de conmemorar las cuatro décadas de vida de su debut en solitario, Stevie Nicks publicó un tweet en el que revela la inspiración detrás del title-track “Bella Donna”, que llamó la atención por hacer alusión a Hernán Rojas y María Teresa Rojas, la madre de este.

“Esta canción fue escrita sobre la madre de mi novio, que estuvo involucrada con un hombre en Chile durante la dictadura que pasó allá en 1973. El hombre que ella amaba fue desterrado a Francia. Desterrado o encarcelado, esas eran las opciones. La historia de amor nunca terminó pero ella nunca lo volvió a ver”.

“Me emocioné tanto con esta historia de amor perdido que escribí Bella Donna. En el momento que el poema y la canción se finalizaron yo sabía que ya tenía la base de mi primer disco como solista. Lo creía desde el fondo de mi corazón. De ahí las chicas y yo empezamos rápidamente a trabajar y jamás dudé por un segundo de que esta canción le daría el nombre al disco y que cambiaría mi vida de muchas formas y en muchos aspectos”.

Detrás del título

¿Pero qué tiene que ver la ex suegra de Stevie con Bella Donna? Según el mismo Hernán Rojas, Nicks tituló a la canción -y el disco- “Bella Donna” porque en un viaje imprevisto a Chile, la cantante conoció a María Teresa Rojas -la madre de Hernán- y justo en medio de ese viaje Stevie sentía un dolor de estómago que preocupó a su en ese entonces suegra, quien le dio agüita de Bella Donna, una planta cuyas hojas y raíces sirven como medicamente homeopático.

Es así como la relación intensa de Stevie Nicks con un chileno, un viaje imprevisto en nuestras tierras, su ex suegra, un dolor de estómago y un remedio caseros sirvieron como ingredientes para formar una de las canciones más destacadas de la carrera solista de una de las mujeres más influyentes y exitosas en la historia de la música.

 

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO