El extraño caso de Sibylle Baier y porque deberías escucharla

sibylle

Imagina estar revisando las reliquias que guardaban tus padres cuando eran jóvenes y encuentras fotos, libros, juguetes y artículos de hogar.

Todo bien ahí, hasta que encuentras un misterioso cassette y al reproducirlo ves que tu madre tiene un talento musical enorme, al punto de parecer una Leonard Cohen femenina.

Eso le ocurrió a Robby Baier, un joven cualquiera que quería probar suerte en la música, pero jamás pensó que su madre, Sibylle Baier se transformara en ese impulso.

Fue ahí que nació “Colour Green”, un disco que si bien fue lanzado en 2006, fue grabado entre 1970 y 1973, cuando artistas como Joni Mitchell comenzaban a establecer su marca en la industria.

Este proyecto comenzó cuando Sibylle viajó con un grupo de amigos a Estrasburgo en Francia y a la ciudad italiana de Génova, fue ahí que escribió su primera cancion “Remember The Day”.

“Colour Green” se compone de una producción bastante minimalista, en donde la voz de Baier y una guitarra acústica se unen en melodías lentas que hablan de la soledad, el desamor y la búsqueda de uno mismo.

A lo largo del trabajo se puede evidenciar la baja calidad del contenido de grabación, debido a que fue grabado directamente desde una grabadora reel-to-reel en Alemania.

El color verde

Líricamente el disco habla de cosas triviales, del día a día, desde llegar a casa luego del trabajo, ir a comprar comida, el deseo de la maternidad y como emigrar a otra ciudad puede cambiar tu personalidad.

Pero todo desde una perspectiva bastante melancólica, profunda y con melodías que evocan imágenes de áreas verdes, lugares agrestes y solitarios que transportan a otra época.

“Poco a poco, ya no pienso en lo que es bueno o no, solo me puse de pie y miré ese viejo océano frío. Una emoción indescriptible. Hice lo que pude y todo estaba bien”.

En estas líneas de “Remember The Day”, el tema que impulsó a la grabación del disco, Sibylle relata su viaje a Génova y evidencia la pérdida de ella misma, y también su búsqueda.

Según la psicología del color, el verde refleja lo natural, la vida y no es extraño que “Colour Green” sea el título de este trabajo.

Y es que en él se muestran como las cosas simples pueden hacerte feliz, desde el agua, los bosques, la sonrisa de alguien, tomar té con una persona especial.

Así como también las cosas simples como el llegar a casa, cocinar, mirar la luna y trabajar pueden generar un amplio cuestionamiento hacia uno mismo.

El verde es natural, neutro, pero también refleja esperanza, y esta se ve a lo largo de las 14 canciones que conforman “Colour Green”.

La mujer detrás

Poco se sabe de lo que ocurrió con Sibylle Baier después del lanzamiento de este trabajo, que llevó a la crítica a compararla con artistas de la talla de Joni Mitchell, Leonard Cohen y Nico.

Sólo se sabe que durante su adolescencia y la grabación de “Colour Green” vivió una fuerte depresión que se puede evidenciar en sus letras.

Además de dejar su nativa Alemania y marcharse a Estados Unidos con su esposo, con el que se dedicó a criar a sus hijos y dejar de lado sus aspiraciones musicales.

Su hijo Robby Baier se transformó de alguna forma en su vocero, debido a que su madre se ha mantenido alejada de cualquier escenario y medio de prensa.

De hecho su hijo le creó un sitio web en donde guarda ciertas reliquias de su madre, como música, poemas, fotografías y también una sección para que el público pueda expresar su apreciación acerca de su obra. 

Con los años, la música de Sibylle Baier ha ido tomando una especie de fuerza, llegando a ser un acto de culto, aunque el misterio de un posible nuevo disco parece ser imposible.

No se sabe muy bien que edad tiene Sibylle Baier hoy en día, aunque unos pocos sitios datan que nació en 1950.

Este es, sin duda uno de los casos más extraños de la música, pero también es uno de los tesoros casuales que ha vivido la música folck.

Solo imagina sacar un disco con grabaciones que hiciste hace más de 30 años y que jamás pensaste compartir y transformarte en un fenómeno de culto sin quererlo.

 

 

 

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO