¿Qué fue de los miembros de One Direction?: Sus vidas una década después del éxito

One-Direction-900x600

Frente a los ojos de la cantante Nicole Scherzinger pasaron cientos de postulantes de The X Factor. Sin embargo, cinco de ellos llamaron su atención, aunque les faltaba algo a cada uno. Fue ahí cuando la intérprete de “Right There” les dio acaso la mejor idea que hasta ese momento habían escuchado: hagan una banda.

Zayn Malik, Harry Styles, Louis Tomlinson, Liam Payne y Niall Horan le hicieron caso y un par de días después volvieron en conjunto y bajo el nombre de One Direction. Luego de varias semanas de competencia, donde interpretaron hits de Coldplay, Rihanna y Bonnie Tyler, e incluso cantaron junto a Robbie Williams, el quinteto terminó en tercer lugar.

Las cosas no quedaron ahí y decidieron entrar a una industria musical, en ese momento dominada por éxitos de Lady Gaga, Bruno Mars y Katy Perry. La primera muestra del talento fue en 2011 con “What Makes You Beautiful”, canción que se transformó en una especie de himno dentro de los adolescentes de ese tiempo, no solo en Inglaterra, sino que en todo el globo.

Desde ahí la fama no paró. El éxito del primer single se extendió hasta los cinco álbumes siguientes, se convirtieron en la agrupación de chicos más popular de este siglo y, como suele pasar con toda boyband contemporánea, los llegaron a comparar con los Beatles. Y con justa razón, hablando de números.

Aún así, después de 5 años juntos, Zayn Malik anunció su salida de la banda y con ello la debacle de uno de los grupos del pop más importantes de la década del 2010. Al año siguiente, los cuatro que quedaban lanzaron el álbum Made in the A.M, el que cerró media década de pura fama y los mandó a un receso. Después de cinco años, aún no termina.

Pero los multifacéticos artistas siguieron sus carreras musicales por separado y hoy, en su décimo aniversario, repasamos cada una de esas historias:

Zayn Malik

El primero en abandonar el grupo y el que más se proyectaba dentro de los cinco. En 2016, un año después de tomar camino solitario, lanzó Mind Of Mine, un trabajo de 13 canciones, marcado por el rango vocal de Malik y el contenido lírico de este, el que lo alejó del romanticismo de One Direction y lo acercó a letras más maduras. Ejemplo de esto es el sencillo principal, “Pillowtalk”, donde el cantante navega por candentes fantasías sexuales.

En 2018 lanzó Icarus Fall, un compilado de 27 canciones que pasó sin mayor trascendencia. Distinto al sencillo que lanzó junto a Sia, denominado “Dusk Till Dawn”, el que acumula cerca de 1.400 millones de reproducciones en YouTube.

Como parte de su vida privada, en abril de este año, Gigi Hadid, modelo y pareja del cantante, anunció que están esperando un hijo y se espera que nazca a fines de agosto.

Harry Styles

Es el artista masculino pop del momento. Después de la separación de la banda, Styles es el que más ha desarrollado su carrera y ha tenido grandes resultados. En 2017 lanzó “Sign of the Times“, canción considerada dentro de las mejores del año y single de cabecera de su primer álbum.

Lleno de baladas y un soft rock que envuelve desde el minuto uno, Harry Styles suena muy distinto a lo que hacía en su anterior agrupación. Lo que no cambia, es la pasión que desborda en cada una de sus canciones, cantándole a amores imposibles, de esos que hieren.

A fines del año pasado estrenó Fine Line, su mejor trabajo hasta la fecha y que de seguro estará en las nominaciones de fin de año. De hecho, “Watermelon Sugar” es una de las canciones más escuchadas del 2020 y cada una de las 12 pistas que completan el álbum, se conectan de gran manera una con la otra lo que lo hace muy fácil de escuchar.

Liam Payne

Cuando eran cinco, Liam Payne era de los miembros de más bajo perfil. Da la impresión que el camino en solitario le sirvió. Porque en estos 3 años de carrera solista, el cantante adquirió otro carácter, mucho más maduro, y lo demuestra en su trabajo.

En entrevista con The Hits Radio, el compositor dijo que siempre había querido hacer un pop bailable. De hecho, su máxima inspiración es Justin Timberlake. Y vaya que lo inspira. Porque de las 18 canciones que incluye su álbum debut, LP1, ocho son colaboraciones, donde destacan J Balvin y A Boogie Wit da Hoodie. Puros hits bailables.

Su primer sencillo es justamente su mayor éxito: “Strip That Down” junto al rapero gringo Quavo. Un tema en clave hip hop que samplea el éxito del 2000 “It Wasn’t Me” de Shaggy. Esto marca la senda que seguiría Payne.

En 2017 se anunció que tiene un hijo junto a la cantante británica Cheryl Tweedy.

Louis Tomlinson

Si aún extrañas el sonido de One Direction y escuchar una y otra vez las antiguas canciones no te llena, seguir la carrera de Louis Tomlinson es tu opción. Si hay alguien que no pudo desmarcarse de su antigua banda es él.

Como se muestra en su primer álbum, Walls, estrenado este año, Tomlinson no abandonó su zona de confort. Lo intentó con la colaboración que lanzó en 2016 con Steve Aoki. Pero no fue lo suyo. Tampoco lo fue el feat. con Bebe Rexha de 2017, el que llegó a lo alto en todas las listas en Reino Unido.

De hecho, su carrera musical se vio interrumpida cuando fue miembro del jurado de la decimoquinta temporada de The X Factor, el programa donde saltó a la fama. Además, en 2016 se convirtió en papá junto a Briana Jungwirth.

Niall Horan

No hay duda que el que más se alejó de lo que hizo alguna vez con One Direction es Niall. El cantante cuenta con dos álbumes en el bolsillo, uno estrenado en 2017 y otro este año. Ambas grandes producciones y muy distintas entre sí.

En Flicker, su primer trabajo solista, Horan explora las posibilidades del folk pop, con “This Town” como botón de muestra. Una balada guitarreada, casi como un sello irlandés. De lo mejor de su corto catálogo. Distinto es lo que pasa en Heartbreak Weather, donde entra de lleno al pop y en 14 temas crea un álbum mediocre, lleno de canciones de baja calidad que desperdician un gran rango vocal.

De los cinco, es el que menos ha ventilado su vida personal.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO