Un duro comienzo: la gira chilena de Los Prisioneros defendiendo "Corazones" (agosto y septiembre de 1990)

jorge-gonzalez-corazones-gira-chile

Entre los hitos de la historia de Los Prisioneros están los extensos meses que tuvieron que pasar hasta que “Tren al sur” se convirtiera en una de las canciones más escuchadas en radios chilenas. En concreto, fueron menos de cinco los meses que pasaron hasta que este single, y Corazones, se convirtieran en un éxito rotundo.

Esto pasó justo a tiempo, cuando Jorge González y Miguel Tapia, junto a su nueva formación que sumaba a Cecilia Aguayo en teclados y Andrea Gutiérrez en coros, se subieran al escenario del Estadio Chile para el lanzamiento oficial del álbum.

Tras tres pequeñas presentaciones en discotecas de Curicó, San Antonio y Las Rocas de Santo Domingo, (en las que participó otra corista más), los nuevos Prisioneros mostraron íntegramente Corazones en dos shows consecutivos en el ahora Estadio Víctor Jara, los que destacaron por tener un mejor sonido que el de los conciertos de los ’80, paredes blancas que cubrían el escenario y aportaban una estética similar a la del álbum (“no nos interesa la onda oscura de los shows rock”, dijo Jorge a LUN en julio de 1991) y la performance de Aguayo, Gutiérrez y González, quien por primera vez se mostraba sin instrumentos para cantar fuerte temas como “¿Por qué no se van?” y “Con Suavidad”.

“Los compadres del sello EMI-Odeón no cabían de felicidad, cuando a las 9 de la noche en puntee (el viernes) el Jorge González y el Miguel Tapia, se enfrentaban a por lo menos 4 mil personas, a las que hicieron gritar, bailar y cantar durante poco más de dos horas, los viejos y últimos éxitos”, destacó La Cuarta el domingo 5 de agosto.

En cuanto al show, Andrea señaló que “siempre existe variables, creo que lo hicimos bien. Ensayamos durante un mes, desde las 2 de la tarde a las 10 de la noche, todos los días. Es indudable que esto me ha restado tiempo de mi titulación”.

Aunque el recital fue grabado profesionalmente, poco material se ha podido ver de este show. Para el recuerdo solo encontramos dos registros: el comentario del recital, realizado por Felipe Camiroaga para Extra Jóvenes, un extracto del documental de Eduardo Bertrán, “80’s”, y algunas imágenes en el extraño documental pérdido de la productora Cubo Negro.

A la vez, existe la grabación en audio de cuatro canciones de estos shows: Latinoamérica es un pueblo al sur de Estados Unidos”, “Por amarte” y una versión de “El Rock del Mundial”, que fueron parte del setlist de esa gira.

Después de los dos llenos totales en el Estadio Chile comenzó la gira nacional, con una previa en el programa Una Vez Más (Canal 13) donde mostraron en vivo cómo sonaban los temas de Corazones, y recibieron el disco de platino por superar las 25 mil copias vendidas de su último álbum en formato cassette.

Ya sin Gutiérrez acompañándolos en los coros, el viernes 17 en el Estadio Carlos Dittborn de Arica arrancó el tour que tuvo escalas en Iquique, Calama, Antofagasta, Copiapó, Coquimbo, Talca, Chillán, Puerto Montt, Osorno, Valdivia, Temuco, Concepción, Rancagua y Viña del Mar, donde concluyó la gira en la Quinta Vergara, el 16 de septiembre.

Aunque la mayoría de las presentaciones fueron a estadio lleno, significó un duro golpe para Jorge y Miguel por dos circunstancias: el costo de la producción era altísimo y un productor los estafó, por lo que debieron pagar todo desde su bolsillo.

“Esa gira, a pesar de lo afortunada que fue en cuanto a público, fue muy desafortunada económicamente. Ellos no recibieron un peso. Ni uno. Entonces fue mucho trabajo, mucho éxito, mucho reconocimiento, mucha popularidad, pero… cero peso. Entonces, tu comprenderás que de aire no vive la gente. Era súper penca, porque tú veías que todos ganaban, pero ellos no (…) Y más encima venía la onda de que se vendieron, qué se yo… que ahora metieron a una mina en el grupo… o sea, había toda una serie de reproches… y sin ni uno en el bolsillo”, relató Cecilia Aguayo en una entrevista publicada en el libro de Julio Osses, “Exijo ser un héroe” (2002, Aguilar).

“Nos estafaron, es complicado decir eso porque era Alfredo Saint Jean el que hacía la gira, peor bueno, después demostró que era bastante bueno para estafar, y por otro lado, él estaba partiendo, entonces estaba haciéndose su dinero y entonces no vimos uno con esa gira, aunque sí sirvió para afianzar el disco”, detalló más Carlos Fonseca en el mismo texto.

Algo de eso cuentan Jorge y Miguel en una entrevista en el programa Estudio Club de Canal 11 y en Más Música en Canal 13, en los días en que lanzaron el video de “Estrechez de corazón” y continuaban con una mini gira por las comunas de Santiago.

Aunque no volverían a recorrer el país de Arica a Punta Arenas hasta la gira “Adiós Prisioneros” (en noviembre y diciembre de 1991), Los Prisioneros continuaron teniendo una actividad muy fuerte en el país durante los meses que duró el éxito de Corazones. Para 1992 la banda ya no existía y González inició su carrera como solista respaldado por un millonario contrato con la EMI Internacional.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO