18 discos chilenos destacados del 2018

18-discos-chilenos

Cuando empiezan los descuentos del año, nos es natural clasificarlo todo. Etapas, procesos, sucesos y vivencias parecen caber dentro de una caja cuando se está por cambiar el calendario. También pasa con lo que nos apasiona.

En LaRata.cl también nos fue inevitable tratar de ordenar el 2018 por medio de una lista en que, tras una encuesta realizada a todo nuestro equipo, logramos destacar 18 discos nacionales editados durante el año y que merecen un comentario especial.

La lógica fue simple. En cada caso, los trabajos elegidos tenían que cumplir con tres máximas: ser publicados durante algún punto de 2018, estar editados en formato larga duración y contener al menos un 80% de canciones originales e inéditas dentro de su repertorio.

Así, por ejemplo, quedaron fuera trabajados editados en formato EP (“Del cielo mixtape” de Princesa Alba, por ejemplo), discos de reversiones como el debut de “Macha y el Bloque Depresivo” y registros en vivo como el concierto/homenaje a Jorge González con “Nada es para siempre“.

En una lista que no quiere cometer el error de catalogar un “mejor o peor disco”, el ranking lo verán ordenado por fecha de aparición y no de manera jerarquizada. La idea es que tras revisar estos 18 álbumes -y otros 10 que pusimos como pie de página-, usted se haga una idea del actual panorama de la música nacional.

Muchos de los discos elegidos además estuvieron en nuestro XTrack, una sección que inauguramos en 2018 y que el próximo año, celebrando nuestra década de existencia en la web, seguiremos realizando.

Y,  aunque estamos conscientes que hay varios discos y estilos que podríamos haber ignorado, les presentamos la selección 2018 de discos chilenos por LaRata.cl

*Cada carátula lleva hacia el álbum en Spotify


Técnicas Manuales – Las Torpederas (30 de marzo)

En media hora, Técnicas Manuales habla sobre las distintas formas del amor: el reencuentro, los conflictos internos y externos, la timidez y la vergüenza. En comunión con un sonido folk, y rescatando el pop guitarrero, las canciones se vuelven pequeños retratos de lo cotidiano en el puerto de Valparaíso.- Gerardo Aliaga.

 


Javiera Mena – Espejo (27 de abril)

En su primer trabajo para Sony, “Espejo” destaca por su mayor producción sin que esto signifique renunciar a la esencia que la llevó hasta allí. Aunque con menos mezclas y experimentaciones que sus antecesores, destacan sus letras intimistas que increpan y apelan al ser, ese que a ratos rememora su debut hace más de una década. Aunque no fue su trabajo de mayor potencia, bastó para seguir portando la bandera del electro pop chileno.- Valentina Ortega.

 


Francisco Victoria – Prenda (4 de mayo)


Un disco como “Prenda”, con ese nivel de producción y lucidez, te lleva a creer que su autor es un músico consagrado. Este es el debut de Francisco Victoria, un joven que en poco tiempo ha logrado levantar un proyecto musical ambicioso, potente y con un futuro que lo invita a seguir conquistando la escena. Este es solo el comienzo.- Catalina García.

 


Gianluca – G Love (6 de mayo)


Dejando atrás el rótulo de funcionar “solo en Youtube”, Gianluca quiso explorar ritmos y letras con mayor profundidad. Con un crecimiento musical y estético, logró un sello personal sin perder la fiesta a la que invita la fórmula trap. “G Love” acompaña estados de ánimo extremos y abrió la conversación sobre el éxito “indie” en la música urbana chilena.- Tamara Silva.

 


CAMI – Rosa (8 de junio)


Fue el álbum chileno más escuchado en Spotify Chile y su single principal, “Abrázame”, llegó a ser nominado a los premios Pulsar. Compuesto por 10 canciones bajo una especie de pop folclórico y cantando letras ligadas al desamor y el amor propio. De la mano de Luis Fonsi, Francisca Valenzuela y Sebastián Krys, Camila Gallardo supo construir un álbum debut a su estilo y lleno de éxitos.- Nicolás Fuentes.

 


Ases Falsos – Mala Fama (22 de junio)

De vuelta a valerse por sí mismos, este álbum marca su retorno a la independencia y la auto-gestión. Una micro-evolución dentro de la carrera de este grupo, que se mantiene consecuente a pesar de la frecuente amalgama de estilos. Precisamente, éste es su mayor punto en contra, ya que a diferencia de “El hombre puede” (2016), la inconsistencia canción por canción vuelve a apoderarse de sus grabaciones. De todas maneras, el cuarto disco de Ases Falsos propone un espectáculo intrigante, dispuesto a que suene sin importar el cómo hacerlo.- Sebastián Romero P.


Chini and the technicians – Arriba es abajo (8 de julio)

Valió la pena la espera. Tras un prometedor EP, Chini Ayarza y compañía facturaron un debut intenso, ajustando una identidad distinguible como pocas de su generación. La fuera acústica del inicio con contados lujos eléctricos, dio mezcla con el dream pop y folk que, junto a vívidas letras (“Con todo lo que hace luz”, “Siempreviva”, “Espacio”) dejan al oyente casi obligado a dar otra vuelta al disco.- Patricio Pérez. 

 


Yorka – Humo (20 de julio)


Lo último de las hermanas Pastenes se convirtió en una pieza imprescindible para los corazones rotos. “Humo” es un paseo al sentimentalismo y la experiencia de una despedida. Con letras sinceras, melodías pegajosas y profundas logran envolvernos en un trance donde las canciones cobijan y acompañan, llevándose lo negativo para desaparecer y perderse en el aire. Como el humo.- Camila Mendoza.

 


Ceaese – Utopía (16 de agosto)

Cinco meses de trabajo entre Ceaese y el reconocido productor local Utopiko, desencadenó en “Utopía”, una incubadora de hits y valorado por el mismo cantante como retribución a una década de persistencia en el género urbano. Un pequeño Felipe Arancibia en portada y quince canciones donde colaboran artistas como Yaero, Flowlyn, Drefquila, Catana, Gianluca, Polimá Westcoast, Young Cister y NegroB redondean el primer larga duración del artista.Alan Alfaro.

 


Niños del Cerro – Lance (31 de agosto)


Luego de “Nonato Coo” (2015), la vara había quedado alta para oriundos de La Florida y no defraudaron. Entre hits cercanos a su predecesor, impecables colaboraciones y grandes triunfos al arriesgarse con nuevos sonidos, “Lance” es una terapia saca de los dolores y angustias, resultando una pieza única en el sonido indie nacional.Gerardo Aliaga.

 


Gepe – Folclor Imaginario (14 de septiembre)


Gepe le hace siempre le hace justicia a sus raíces, y “Folclor Imaginario” es un homenaje a una de sus maestras, la gran Margot Loyola. Lleno de matices y reversiones que conquistan a la masa, el cantante acaba con los prejuicios, llevando a presentar este último trabajo al Teatro Municipal de Santiago.- Catalina García.

 


Rubio – PEZ (12 de octubre)

Francisca Straube deja de lado la batería para explorar el teclado y los sintetizadores en su nuevo proyecto musical Rubio. El álbum debut demuestra que la ex Miss Garrison logra dominar los sonidos electrónicos, jugando con los márgenes de su voz y efectos, creando una propuesta performance minimalista y tecnológica. “Pez” no solo un disco de 12 canciones, sino que una experiencia artística que también vale la pena ver en vivo.- Valentina Ortega.

 


Alex Anwandter – Latinoamericana (12 de octubre)

En el sucesor de “Amiga” (2016), el autor encuentra de golpe con la comodidad. Sin grandes innovaciones, Anwandter presenta una cuarta placa solista ambiciosa, que sólo se ve materializada en sus intenciones. Arraigado ya como un predicador social, aquí el artista juega con la incursión de ritmos cariocas. Si para la masa común lo latino es sinónimo de andinismo, el músico se rebusca y apela a la otra costa del continente. Una combinación que funciona cuando la factoría de hits, su principal atributo, sigue funcional y en marcha a pesar de los baches auto-impuestos.- Sebastián Romero P.


Yaney – 1992 (2 de noviembre)

Aunque demoró, el debut de Yaney como solista se pudo entender como una obra completa. “1992” resultó ser un relato sobre la autovaloración y su entorno, todo combinado con el sonido incidental de una película. La cantante comprende cómo crear atmósferas y catarsis en su narración, en un disco totalmente atemporal.Tamara Silva.

 


Dulce y Agraz – Trino (9 de noviembre)

El primer larga duración de Daniela González se convirtió en paso que faltaba para conformar una carrera. Es un equilibrado viaje lleno de romance y secretos que se exponen a través de íntimas letras y melodías pop inspiradas en las experiencias personales de la chica de Concepción. “Trino” es una invitación a redescubrir el amor, convertir lo negativo en magia con tiernas melodías que abrazan e invitan a soñar que el amor puede ser sano y bonito si se quiere..- Camila Mendoza.


Mon Laferte – Norma (9 de noviembre)


La cebolla que la hace llorar en la portada no es casualidad: el álbum reivindica un estilo muchas veces denigrado. “Norma” se pasea por los estados de una relación que olvidó la complicidad de los primeros días, se dejó morir en la rutina y encontró la aceptación, listos para una nueva oportunidad, la misma que aprovechó con cada ritmo del disco más sólido de su carrera.- Ana Francisca Rojas.


Pillanes – Pillanes (9 de noviembre)

Empujados por la amistad y los gustos en común, el supergrupo formado por Pedropiedra y los hermanos Durán (Mauricio y Francisco) e Ilabaca (Felipe y Pablo) sorprendió con un inesperado debut. Aunque las expectativas a veces pueden más que los resultados, tradujeron una intensa semana de grabación en un disco más que entretenido. Se luce aún más en su puesta en escena con los cinco integrantes en frente. Una prueba más de que la promiscuidad musical puede dar buenos resultados.- Patricio Pérez.


DrefQuila – Aqua (14 de diciembre)

“Un verdadero artista se mide por discos, no por singles”, amenazaba DrefQuila al lanzar uno de los últimos trabajos de 2018. El coquimbano de 21 años trabajó durante todo el año su primer álbum para Warner, con una apuesta llena de conceptualidad y que obliga a adentrarse en los 11 tracks para comprender la apuesta. Aunque le urgen singles transversales, “Aqua” se transformó en el primer paso de alguien que quiere conquistarlo todo.- Raúl Álvarez.

 


También fueron destacados por el equipo y deberías escuchar:

El cómodo silencio de los que hablan poco – Amanda
La Moral Distraída – Qué cosa es el amor
Pascuala Ilabaca – El mito de la pérgola
Chico Bestia – Nuestros días de invierno
Cristóbal Briceño – Para hondo
Fanny Leona – Ningen
Diego Peralta – Bailando juntos
Las Chaquetas Amarillas – Salen otras diez
Andrés Reveco – Volcánica
La Brigida Orquesta – Corte Elegante
Rosario Alfonso – Lo Primero
Benito Cereno – El delta de un río
We Are The Grand – Raíz


Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO