Lollapalooza 2019: Greta Van Fleet, contra las críticas y la etiqueta

Greta_Van_Fleet_1

“Son una versión boyband de Led Zeppelin”. Así de tajante fue la crítica que Steven Wilson le propinó a Greta Van Fleet, sumándose a varias voces que enjuician a la joven agrupación.

¿Cuál es el motivo? El notable parecido con la histórica banda liderada por Robert Plant y Jimmy Page, acusándolos de pecar de originalidad, en especial por el registro de su vocalista Josh Kiszka. Sin embargo, tiene algunos defensores en el mundo del rock & roll, como Joe Satriani y el mismísimo Plant.

En esa constante brecha mediática llegan los jóvenes hermanos Kiszka junto a Danny Wagner a su debut en Lollapalooza Chile, quienes formaron la banda en un pequeño pueblo de Michigan a mediados de 2012, aunque Wagner se unió tiempo después. No fue sino hasta 2016 e inicios de 2017 donde comenzaron a meter ruido con la llegada del primer batacazo: Highway Tune, donde el alto registro de su vocalista dejó boquiabiertos a varios.

La llegada de este single vino acompañado del pirmer EP “Black Smoke Rising”, lanzado en abril de 2017, que rápidamente situó a los jóvenes estadounidenses como la banda revelación en servicios de streaming, gracias a canciones como Safari Song. Posteriormente, un EP doble salió a la luz durante octubre del mismo año, titulado From the Fires, que incluía los temas lanzados en el anterior corta duración, algunos nuevos y una reversión al clásico Change is Gonna Come de Sam Cooke.

Ya con ese arsenal bajo el brazo los comentarios empezaron a aflorar. La similitud de las voces de Robert Plant y Josh Kiszka causó tremenda sorpresa en quienes los escuchaban por primera vez. Sumado al rescate del hard rock, blues y toda la onda setentera en el sonido de la banda, las opiniones se dividen.

Están quienes defienden el revival a un enérgico pasado por parte de una banda compuesta por menores de 25 años, motivando a las nuevas generaciones a retomar un sonido que marcó una época, justo cuando nos encontramos en plena “crisis de las guitarras”.

Por otro lado sus detractores, muchos de ellos varias “vacas sagradas” del rock, aluden a que el sonido carece de originalidad, y que no podrán trascender, por lo que solo podrán conformarse a futuro con ser  “una decente banda tributo”.

Un ambiente polarizado rodea a los chicos de Michigan, quienes buscan evitar la comparación a través de las declaraciones de prensa y en su nuevo álbum Anthem of the Peaceful Army. El disco, lanzado el año pasado, juega con esa influencia directa de Led Zeppelin, pero por otro lado escapan de sus primeras inspiraciones y dan ciertos saltos de fe como en Lover, Leaver.

El viernes 29 de marzo, a partir de las 19:30 horas en el VTR Stage, Greta Van Fleet tendrá una nueva oportunidad de subirse al ring a enfrentar las críticas y sacarse la etiqueta de “los que se parecen a Led Zeppelin”, en el marco del Lollapalooza Chile 2019.

Los jueces y verdugos serán el público asistente, que seguramente llegará con ganas de vivir su woodstock millenial antes de sumergirse en las leyendas vivientes como Lenny Kravitz y Kendrick Lamar.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO