Jorge González, Corazones y cómo nueve canciones pusieron Fauna a sus pies

jorge-gonzalez-fauna-1

Contrario a lo que podríamos haber imaginado, el 2012 Jorge González fue uno de los nombres presentes la segunda edición del Festival Primavera Fauna. ¿La razón? Fue invitado a revivir Corazones, el último disco grabado en estudio de Los Prisioneros.

Acompañado por de la ex tecladista de la banda, Cecilia Aguayo, y de Uwe Smith (Señor Coconut/ Atom Heart) en la programación, González interpretó los nueve temas que componen el álbum y cautivó a un público al que no acostumbraba.

“Yo la verdad no tengo ni idea. Sé que en ‘Amiga Mia’ o ‘Tren al Sur’ siempre va estar todo pasando, pero no me imagino cómo va a ser cantar ‘Por Amarte’ o ‘Es Demasiado Triste’. Si esas melodías y letras llegan a conectar esa noche será por pura magia…”, dijo en ese entonces el ex prisionero a El Mostrador.

Una invitación fuera de protocolo

La idea surgió en las oficinas de Primavera Fauna. Tomando las últimas decisiones para afinar el line up de ese año, apareció la opción de completar la nómina con un show local y de gran envergadura para el escenario latino.

Jorge, de alguna forma, había estado familiarizándose con el ambiente del electropop y el círculo indie. Inserto en el mundo de la música electrónica, el sanmiguelino fue invitado a tocar un par de veces en el Bar Constitución con Los Updates, proyecto musical que mantenía con Loreto Otero, su pareja en ese entonces.

Cada vez que venía a Chile le pedía fechas, lo invitaba a disjockear (…) Es un personaje muy entusiasmado con la escena que se formaba ahí. Era un mundo de música electrónica donde no era tan zorrona“, dijo tiempo atrás a la prensa Pía Sotomayor, productora de Fauna quien además trabajó en el Constitución. 

La invitación fue, en primera instancia, a través de redes sociales. Aprovechando que eran amigos en Facebook, Pía le escribió a Jorge para proponerle tocar Corazones en el festival.

“Él me manifestó como que le daba un poco de miedo porque cada vez que había tocado Corazones, la gente no reaccionaba bien, había como un rechazo. La gente esperaba un Jorge más político, más controversial, más que esa persona del Corazones, que es un disco ultra romántico y electropop, una hueá muy diferente al prisionero que todos querían escuchar, según él“. 

Pero Jorge no se cerró a la idea. Los esfuerzos de la productora estuvieron en demostrarle al músico que su estilo no estaba tan alejado de la generación a la que Fauna y sus invitados cautivaban. Pero nada formal. Y el aquel chat quedó ahí, en un «veremos».

Fue después, entonces, que Roberto Parra, socio de Fauna, se contactó con el manager de González, Alfonso Carbone. Y ya sabemos cómo le fue

Nada de divismos 

Aún con inseguridades sobre qué tan exitoso sería su espectáculo, Jorge pidió no ir en horario estelar. Tras conversaciones e insistencias por parte de los organizadores –los que estaban más que convencidos de que el show tendría una buena recepción–, aceptó el desafío, quedando en el horario prime junto a los británicos Pulp y Claps Your Hands and Say Yeah.

Fiel a su estilo, González y su equipo se ocuparon de todo. Según rememoró Pía, el montaje tuvo sus complicaciones: “Jorge se le quemó el disco duro donde estaban todas las bases de Corazones para tocar en ese show, y el Uwe las tuvo que hacer en dos semanas, tuvo que reproducir todo nuevamente. Algo así como sacar el show adelante de la nada”. 

“Es la primera vez que me invitan por la música”

Nueve canciones bastaron para poner el Primavera Fauna a sus pies.

Primero vino Amiga Mía. Luego, Por Amarte y enseguida Estrechez de Corazón. A esas alturas, los aplausos se oían con nitidez y el público sintonizaba con las letras desgarradoras del álbum.

Tres canciones y ya no cabía duda: la presentación fue un acierto. “Cuando finalmente lo toqué en vivo fue maravilloso. Es verdad que todos los pendejos sabían las letras. Y es verdad que la interpretación fue muy buena. Para mí fue un milagro”, dijo el ex líder de Los Prisioneros a TVN.

Este hito quedó atesorado en tres formatos: DVD, disco y vinilo. 22 años después de estrenado, Jorge González, junto a Cecilia Aguayo y Uwe, revivían un proyecto musical nacido en medio de líos amorosos, separaciones y dolores varios. Así, el músico expuso su faceta más sincera ante una generación que probablemente habían oído sus canciones por herencia de sus padres.

Luego de tocar Corazones Rojos, el autor de El Baile de los que Sobran quiso despedirse a su manera: “Quiero dar la gracias a la gente de Fauna que me ha invitado a este festival. Realmente siento que es una de las primeras veces que me invitan por la música. Yo no estoy acá para atraer público, puesto que el público grande lo traen los artistas internacionales. Además, no tengo que tocar mis hits sino puntualmente el álbum Corazones. Es la primera vez que me invitan por la música

En el cumpleaños número 30 de Corazones, el ex prisionero recuerda así su paso por el evento: “Ya no me desprecian los cuicos. Ellos tienen a Alberto Plaza, no mucho. Fue una hermosa experiencia, todos bailaban al cantar, esa música es para eso”, dijo a El Desconcierto.

Corazones se viste de gala

9 de marzo del 2014. 20.30 horas. El Teatro Municipal se abre a las guitarras eléctricas y los sintetizadores para recibir a Corazones, obra cumbre de Los Prisioneros.

El evento, una vez más organizado por Fauna, contó con la misma formación que el show anterior: Cecilia Aguayo en los teclados y Uwe Schmidt haciendo frente en las percusiones.

Tras tocar el disco por completo, González regresó al escenario en solitario para interpretar dos canciones más. Cuando se disponía a tocar su guitarra, previo discurso previo, se percató que no sonaba. Finalmente –y ante la frustración de sufrir estos percances–, el sanmiguelino le añadió al show algo de su ley: arrojó la guitarra al suelo mientras un enérgico público lo ovacionaba.

Tras pasarse improvisadamente al piano despachó otros dos temas: Nunca te haría daño, perteneciente a Libro (2013), y una versión semi a capela de El Baile de los que Sobra uniendo en un solo coro a todo el Teatro Municipal.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO