El día que los Grammy invitaron a los padres de Mac Miller… y no lo premiaron

Mac-Miller-Familia

Todos los años, a finales de enero, la industria musical mainstream se reúne bajo una premiación. Muchos la consideran como la instancia más importante de la música anual, a pesar de las críticas por su parcialidad.

Aún así, es la noche de las estrellas. Son los premios Grammy. A todos los artistas les gustaría estar ahí y a la Academia le sirve que nombres como Beyoncé, Taylor Swift o Bruno Mars pasen por la alfombra roja.

El año 2019, la ocasión fue distinta. Uno de los nominados a Mejor álbum de Rap no podría asistir. El rapero Mac Miller se quitó la vida en septiembre de 2018, cuatro meses antes de la ceremonia. En diciembre, tres meses después del deceso, la Academia lo nominó a la categoría con su quinto álbum de estudio, Swimming.

La voz de “Self Care” lidiaba con una depresión desde muy joven, lo que fue un tema recurrente en sus canciones. Además, durante varios años fue adicto a las drogas y el alcohol, lo que terminó por matarlo: la causa de muerte fue un paro cardíaco por sobredosis.

Aún así y como un homenaje a su legado, los Grammy invitaron a la ceremonia del 2019 a los padres de Mac, Karen Meyer y Mark McCormik, quienes recibirían el premio en caso de vencer al resto de los nominados, donde aparecía Travis Scott, Pusha T, Nipsey Hussle y Cardi B.

La invitación fue informada por la revista US Weekly, donde se dijo que “ambos están convencidos de que se trata del álbum de hip hop más importante e innovador del año, y si finalmente tienen que subir al escenario para recoger el premio en su nombre, los dos se asegurarán de rendir a Malcom el homenaje que tanto se merece”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Karen Meyers (@_karenmeyers)

Finalmente, a la ceremonia asistió solo Karen, madre de Mac, junto a Cazzie David, ex pareja del cantante con quien mantenía una cercana amistad. La dupla evitó pasar por la alfombra roja y su presencia en la ceremonia pasó casi inadvertida.

Esa noche se presentaron artistas como Miley Cyrus, Post Malone con Red Hot Chili Peppers, Dolly Parton, Lady Gaga y St. Vincent. Además, se rindió homenaje a quienes fallecieron dentro de 2018, como Aretha Franklin, Avicii y el mismo Mac Miller.

Pero cuando el momento más esperado de la noche para la familia llegó, fue muy distinto a lo esperado. La cantante Cardi B ganó el premio a Mejor álbum del año con su disco “Invasion Of Privacy”. Esto a pesar de lo pronosticado por medios como Pitchfork y Vulture, quienes aseguraban que el gramófono se iría con Mac Miller como un reconocimiento póstumo.

Fue el único trofeo que la artista se llevó esa noche, a pesar de estar nominada en cinco categorías. La madre de Mac Miller no se llevó ninguno.

La furia de Ariana Grande

La decisión no causó mayor revuelo en la ceremonia que se realizaba en el Staples Center de Los Ángeles, pero sí en las redes sociales. Ariana Grande, quien rechazó presentarse esa noche, tuiteó enfurecida: “Basura. Esto es una mierda. Literalmente una mierda”.

La reacción de la cantante de 27 años no era azarosa. Mac Miller fue su pareja desde 2013 hasta mayo de 2018 y, a pesar del quiebre, ambos eran muy amigos. “No puedo esperar a seguir conociéndote y apoyándote para siempre”, escribió la voz de “No Tears Left To Cry” en un post en Instagram luego de la separación.

Durante los 5 años que estuvieron juntos, Grande y Miller compusieron juntos en diversas oportunidades. La colaboración más popular es “The Way” de 2013, incluida en el disco Yours Truly de Ariana. Más tarde aparecieron juntos en The Divine Feminine, el cuarto álbum del rapero.

Su relación estuvo marcada por las idas y venidas. Los problemas de drogadicción de Miller fueron siempre uno de los problemas que afectó a la pareja. “No soy su niñera o su madre y ninguna mujer debería sentirse con esa necesidad. Me he preocupado de él y he intentado ayudarlo con su sobriedad y he rezado por él durante años”, escribió a un fan que la culpó por el quiebre de la relación.

Por lo mismo, la decisión de los Grammy de ignorar a la madre de Malcom enfureció a la cantante, quien incluso discutió con fanáticos, asegurando que era injusta la decisión: “Karen se compró un traje verde para esta ocasión. Además él durmió dos meses en el estudio para hacer este álbum”. Finalmente, borró todos los posteos.

Minutos más tarde, pidió disculpas por sus tuits y felicitó a Cardi B por el premio. La rapera subió un video celebrando el trofeo y diciendo: “Leí un artículo en el que la familia de Mac Miller dijo que si él no ganaba, querían que yo ganara. Así que estoy compartiendo este Grammy contigo. Descansa en paz”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Cardi B (@iamcardib)

La última arremetida de Ariana contra los premios se dio un mes después, cuando publicó una foto del vestido con el que asistiría a la ceremonia, que finalmente no usó. “Cuando Zac Posen te hace un vestido, no importa si vas a cantar o no”, puso en la descripción.

La foto mostraba a Grande con un gran vestido celeste, sentada en unas escaleras. Hacía referencia a Cinderella, la princesa de Disney. Pero también a la canción que Mac, su gran amor, escribió en su disco de 2016: “Grito tu nombre, Cinderella. Nunca encontraré alguien mejor que ti, en toda mi vida…”. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ariana Grande (@arianagrande)

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO