"El precio de la fama": locura y auge televisivo de Dash & Cangri

dash-cangri

En octubre de 2011, tras un episodio de la cuarta temporada de la serie Los 80’s en Canal 13, Sebastián Leiva Bravo hacía su primera aparición televisiva. Eso cambiaría para siempre la suerte del joven maipucino que murió en el desierto boliviano -ocho años más tarde- y en circunstancias que aún se investigan.

Como parte del elenco de un docu-reality pauteado “Perla, tan real como tu” (2011-2012), el joven representaba el ala popular de la historia que pretendía juntar dos realidades socialmente diferentes con Perla Ilich, una joven y atractiva gitana como el centro de atención.

Con 19 años y siempre bajo la compañía de su mejor amigo Maickol González, son descritos en la presentación del programa como “flaites” o “fashion”. Ambos cargan fuertes historias familiares marcadas por la pobreza, la violencia y las drogas.

Originalmente había un tercer integrante que alcanzó a grabar algunas escenas para la serie. Fue baleado y murió. Sus imágenes nunca salieron al aire.

El elenco lo completaron los adolescentes Constanza Molina y Cristóbal Romero, joven que es famoso hasta hoy por una imagen que se transformó en meme. En ella, increpa a Sebastián y a Maickol tras sentirse decepcionado de sus actitudes marcadas por la irresponsabilidad y el poco respeto.

González y Leiva fueron conocidos desde la televisión -y para siempre- como Dash & Cangri.


Estrella de la televisión

El éxito del proyecto televisivo fue total. Cangri y sus compañeros de reparto se convirtieron en estrellas marcadas por la inexperiencia, llenaron páginas en los últimos suspiros de revistas de papel couché como TV Grama (la publicación les dio un premio como mejor docu-reality), capitalizaron su figura en eventos sociales y recorrieron Chile realizando decenas de presentaciones en discotecas.

La serie llegó a marcar 25,6 puntos de rating y peleaba palmo a palmo el primer lugar entre lo más visto de la televisión abierta.

Mucho antes que la comuna viniera atada a la figura de su alcaldesa Cathy Barriga -también ex figura televisiva-, su antecesor Christian Vittori no se quiso quedar fuera del fenómeno. En una desesperada forma de aparecer en el show más popular del momento terminó entregándole las llaves de la comuna. “Somos casi hijos ilustres”, bromeó el dúo por entonces.

Canal 13 tenía que encontrar la forma de encontrar su tajada. La creación de un disco con canciones juveniles cantadas por el elenco pareció  ser la solución perfecta.

En menos de un año Sebastián, el “Cangri”, pasó de vivir una vida normal en su natal Maipú a ser ídolo de la población, espejo de jóvenes como él y con ello tener con lo que siempre fantaseó: mujeres, dinero y fama.

Ahora, además, sería cantante.

“Gangsta la calle” fue su primera aventura musical, siempre acompañado de “Dash”.

“Tú quieres dinero o ser como yo/ ¿Qué quieres?, ¿un cheque? mejor te firmo dos/ con lindas mujeres que sepan mover el culo/ bella, estás sin seguro”,  reza una parte de la letra. Según los créditos fue escrita en su totalidad por los dos jóvenes.

El lanzamiento del disco “Perla, mi gitano corazón” se realizó en la Plaza de Maipú. Llegaron 10 mil personas a verlo.

Y aunque Perla, la gitana, era la estrella principal el arrastre del dúo era evidente. Se decidió que el segundo single del álbum fuera la canción del dúo. Fue el único tema que aportaron al disco.


El precio de la fama

La arrolladora personalidad del dúo le significó que la casa televisiva, una vez terminada la historia de Perla, les ofreciera hacer una especie de “spin-off” centrada solamente en ellos. No tardaron en aceptar. En el último trimestre de 2012 estaban nuevamente al aire.

“Dash & Cangri: el precio de la fama” trataba sobre las consecuencias de una fama obtenida de manera repentina y fácil, los costos que significó para sus vidas y la inclusión de otros jóvenes que, como ellos, querían lograr el reconocimiento público.

Sebastián “Cangri” Bravo era ahora un ejemplo de superación, logrando un espacio en un lugar que quizás no le pertenecía. Pero la fama es así.

38 capítulos al aire -10 menos que su predecesora- le bastaron para seguir capitalizando un éxito que los llevó a tener hasta 4 veces al aire en una semana. En enero de 2013 lanzaron su primer disco propio. No escribieron ninguna canción.

“Nena, tú ya sabes” y “Solteras” fueron los singles más destacados, sonando a rabiar en las emisoras aquel verano.

El lanzamiento de “Dash & Cangri: el precio de la fama. Canciones del corte para rankear con chicas” se realizó en la desaparecida Feria del Disco del Paseo Ahumada, en el centro de Santiago, con Carabineros de por medio. Era tal la aglomeración que la fuerza pública tuvo que disuadir el acto, procedió a desalojar la tienda y escoltó a los artistas por una salida alternativa.

Según reportes de la época, el CD vendió 2 mil copias en menos de una semana. El disco ahora se encuentra descontinuado y el sello discográfico quebró poco después. Ninguna canción sigue sonando en la radio hoy.


La fama es efímera

Hacia principios de 2014 y ya lejos del canal que los lanzó a la fama, los amigos siguieron trabajando juntos. Ese mismo año lanzaron un EP, producido de manera totalmente independiente.

También Sebastián fue padre de una niña por primera vez. “Cangri fue papá y se jubiló del carrete” tituló Las Últimas Noticas el 28 de enero.

“Rompiendo fronteras” tuvo poco repercusión mediática. El álbum, ideado para ser la consolidación del éxito cosechado sólo un año antes, no fue bien recibido.

En los videos de preparación sólo se muestra a Maickol “Dash” González, quien empezó a perfeccionarse en la música. “Cangri” sólo cantó y apareció hacia el final, para las fotos.

Después de una carrera musical que no fue empezaron a tomar caminos separados aunque siguieron siendo amigos.

El reencuentro se dio recién en 2017, cuando Canal 13 los volvió a convocar para “Los Perlas” una versión adulta sobre la serie que los lanzó a la fama y que no logró conseguir el éxito de audiencia cosechado a principios de la década.

Aquel año volvieron a la música con mejor suerte. Los singles “Cupido” y “Te gusto?” suman casi seis millones de reproducciones en Youtube.

En paralelo, la vida de Cangri se empezó a transformar en un torbellino. Protagonizó dos accidentes de tránsito en el que salió ileso y  fue apuñalado en una riña callejera en Pudahuel. Estaba ebrio.

En enero de 2018 fue detenido por sobornar con $50mil pesos a funcionarios policiales tras un control vehicular. Carabineros, la misma institución que cuidaba su integridad en sus días de ensueño lo dejó con firma mensual y arraigo nacional.

Su amigo, quien ahora conserva un perfil más serio y tiene intenciones de hacer una carrera en la música como “Dash, el travieso”, se quiso desligar de él aunque no pudo. Seguían siendo amigos.


El norte grande

“Cangri” siguió en la música a través de colaboraciones o “feat” con otros artistas del género. Además formó una especie de productora llamada “Los del Rating TV” en donde apadrinaba y apoyaba nuevos talentos.

Su última canción “De Pana”, lanzada a mediados de 2018, lo realizó junto a Rigeo, Forest, Malito Maloso y Chocolate Blanco.

Con la férrea intención de volver a la primera plana de la industria musical partió con dos amigos hacia el Desierto de Atacama, en el norte de Chile, a grabar un nuevo videoclip.

Documentó todo el proceso a través de su Instagram y se comunicaba permanentemente con su familia, amigos y con Araceli Díaz, una fonoaudióloga de 26 años con la que había empezado una relación y quería enmendar su vida.

Eso hasta que no supieron más de él.

“Quiero tanto que llegues, que me des un abrazo y me digas que solo fue un susto”, escribió su novia cuando llevaba 48 horas desaparecido. Tenía que volver, había un compromiso importante.

Tras cinco días, y con un procedimiento de búsqueda que incluyó a las dos policías, su cuerpo fue encontrado el domingo 24 de febrero junto al de otra persona en Bolivia, a una hora del paso fronterizo Hito Cajón. Lacausa de muerte aún no ha sido revelada.

Sebastián jamás cumplió con la promesa de volver a casa. El mismo fin de semana se realizaría el babyshower con el que junto a su pareja celebraría la llegada de una niña, su segunda niña.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO