32 cosas que se hacían antes por la música y que se han olvidado para siempre

cassette lapiz

Es algo natural y sabido, pero nunca está de más recordarlo: las cosas para la música han cambiado mucho en estos últimos diez años -la mayoría para bien-. Para las personas que sufrían antes por tener su disco favorito y pasar por mil aventuras para conseguir su objetivo va esta lista, con cosas que les traerán más de un recuerdo curioso.

1. Para poder escuchar un CD en la radio del auto de tus padres que sólo traía reproductor de cassette, se conectaba el CD Player con un cassette especial que traía un cable de audio. El problema después era si el CD player no traía anti-saltos.


2. Lo mejor que podías tener en el 2002-2004 era un CD con muchos mp3. Uno solo, porque era difícil bajar discos completos aún y comprar un CD virgen costaba 500 pesos.

3. Ese CD con más de 150 canciones podía ser borrable… si te comprabas de esos geniales CDs negros regrabables.

cdr
4. Para estas artes, el Nero era tu amigo más fiel.

nero
5. Para ripear CDs a Mp3 nunca te fallaba el Windows Media Player, aunque habían cientos de otros programas mejores.

6. Tu primer MP3 de la vida fue cualquier pelotudez, menos una canción que te gustaba de verdad, como un rap o las demos que traía Windows.

7. Para engrosar tu colección de CDs dependías de las colecciones que vendían los diarios, o los que venían de regalos en revistas como Rockdelux (aunque nunca los escuchabas mucho).


8. Si le dabas como caja al reproductor de CDs tenías que limpiarlo, con un CD que traía un líquido para limpiar el laser. Y esos CDs traían música de ascensor.

9. A falta de música, hasta vacilabas los temas demo de tu teclado Casio

10. Si eras de los que reutilizaba todos sus cassettes, recordarás muy bien las formas de tapar los hoyos de arriba del cassette (con scotch o cualquier cosa que lo tapara, como un confort bien comprimido).

11. Si se te rayaba un CD habían decenas de técnicas caseras, que tu jurabas que funcionaban 100%, como limpiar el disco con una cáscara de platano.

12. Si se te cortaba la cinta del cassette, nunca falló la técnica de pegar las dos partes de la cinta con esmalte de uñas.

caset
13. Antes de Napster e Internet, la única forma de grabar tu canción favorita era esperar horas y horas hasta que la daban en una radio.

14. Y cuando daban esa canción, tu grabación quedaba arruinada cuando antes de la primera estrofa sonaba “Carolina” o “Concierto”.

15. Antes del Mp3 y a falta de CDs, las fiestas siempre prendían con un buen mixtape hecho con canciones grabadas de la radio, o con las mezclas que daban en Carolina Discotheque (tec tec tec tec).

https://www.youtube.com/watch?v=UTRMSDNF0VA

16. Si no te alcanzaba la plata para un disco original, cruzabas los dedos para que lo encontraras pirateado en la calle. A principios del 2000 era un sueño que era más fácil de hacerse realidad.

17. Cuando al grabar un tema de la radio, se te pasaba un extracto del tema anterior… y hasta el día de hoy te acuerdas de ese corte.

18. Si tener un grabador de CDs era un sueño lejano, conectabas el computador a una radio y grababas tus mp3 en cassette.

19. Podías sentirte el ser más poderoso al grabar el hit de la semana o el tema nuevo de tu banda favorita. Era bacán.

20. Ares, AudioGalaxy o Kazaa eran Dioses. Más aún eDonkey, porque podías bajar hasta discografias completas.

21. Para evitar que se te arruinaran las caratulas de tus CDs y cassettes, las empastabas completas con scotch.

22. Ver que las multitiendas empezaron a vender grabadores de CD a menos de 25 lucas era la mejor noticia del mundo.

23. Si eras el único de tu curso con grabador de CDs, te convertías en Dios y le grababas discos a todos. Más aún si podías imprimir las carátulas con la siempre empeñosa EPSON.

24. Los mp3 de grabaciones en vivo eran más fáciles de bajar a veces. Hasta había paginas completas rusas o gringas con conciertos completos.

25. Muchas veces para tener LA canción más nueva de tu banda favorita, estabas resignado a bajar la versión grabada de la radio que estaba en Ares (que sonaba pésimo).

26. A veces los sellos o los artistas para evitar el pirateo subían a Internet versiones que eran una estafa: sólo traían un loop de un pedazo del tema que se repetía por 4 minutos, o sonaba un chillido.

28. Esperabas que tu banda/solista favorito fuera al Festival de Viña, para grabar el concierto en VHS y en cassette de la transmisión de la radio (con los temas que la señal de la televisión cortó).

29. Para tener EL disco del año y era difícil conseguir dinero existían estas soluciones: o juntabas peso a peso, o esperabas a que un amigo-amiga-primo-hermana-de-alguien lo comprara para copiarlo, o esperabas a que lo dieran completo en una radio.

30. Si tu creatividad era alta, tu colección de discos estaba muy bien decorada con carátulas hechas a tu pinta, con recortes, dibujos y muchas cosas.

31. Ser experto en retroceder o avanzar cassettes con un lápiz era toda una maestría, en especial, si lo hacían rápido.

32. Con la llegada de los reproductores de MP3 tipo pendrive, buscabas la forma de hacer caber 150 canciones en sólo 500 megas. Sonaban horrible, pero tenías todas las canciones metidas ahí.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO